¿Cómo ahorrar agua a inicios de año?

11 febrero, 2022
Gota a gota
, ,
0

El agua en nuestras vidas es fundamental, sin ella la vida en este planeta no sería posible. La conciencia y el uso que hacemos sobre este elemento tan esencial es de suma relevancia para poder conservarla y darle el mejor aprovechamiento posible. 

Aunque pueda parecer extraño, el agua no es una sustancia abundante en el universo, sólo puede existir entre límites muy reducidos de temperatura en la enorme escala cósmica. En nuestro sistema solar solo se han detectado cantidades mínimas de agua. En cambio en nuestro planeta, está sustancia líquida ocupa aproximadamente el 70% de la superficie.

El agua forma una parte muy importante de los seres vivos de la Tierra, ya que entre el 70% y el 90% del peso de la mayoría de los organismos es agua, aunque algunas semillas contienen un 30% de agua, hay frutos como el tomate que tienen hasta un 94%. Los seres humanos estamos compuestos por agua entre un 60% y un 70%. Casi todas las reacciones metabólicas que ocurren en los organismos se llevan a cabo en en solución acuosa, de esta manera el agua facilita la existencia de la vida.

¿Cómo cuidar el agua en casa?

Aún no se conoce con seguridad cómo apareció el agua en nuestro planeta, algunas hipótesis sugieren que la gran actividad volcánica que tuvo lugar en la tierra primitiva desprendería enormes cantidades de vapor de agua, el vapor se iría condensando con el tiempo y ocuparía grandes extensiones, formando los mares y océanos, y también los casquetes polares.

Para que tengas una mayor idea de por qué el servicio básico como el agua es tan importante, te compartimos estas cifras: 

Alrededor de 783 millones de personas en el mundo, es decir, 3 de cada 10 personas, aún no tiene acceso a ella. Por otro lado a nivel mundial el 97,5% es agua salada, mientras que solo el 2,5% restante es agua dulce, y por último 0,025% es agua potable. 

Realizar un cuidado del agua supone contribuir no solo con el medio ambiente, sino también con la salud de las personas y la calidad de vida de una comunidad. Y es que el estrés hídrico de un ecosistema puede llevar a un desequilibrio irreversible de nuestra biodiversidad y nuestro entorno.

En general, el cuidado de los recursos naturales depende de cada uno de nosotros y del estilo de vida que tenemos. Descubre cómo ahorrar agua en casa con estos consejos, verás que cuidar este recurso es más sencillo de lo que crees, beneficiando al planeta, a tu entorno y a tu ser; por si eso fuera poco, así como ahorrarás agua, ahorrarás también en las cuentas de este recurso.

Seguro has escuchado muchas formas de optimizar su uso, te compartimos varias estrategias para cuidarla y aprovecharla al máximo. Si hay alguna que ya conoces y la encuentras en este artículo, servirá como recordatorio para que implementes esta idea a la hora de usarse. 

Aquí algunas propuestas para ahorrar agua: 

  • Cierra la llave de agua mientras te enjabonas las manos. (Una llave abierta consume hasta 12 litros por minuto). 
  • Siempre que te cepilles los dientes recuerda hacerlo con el grifo cerrado. Puedes utilizar un vaso para enjuagarte los dientes y luego lavar el cepillo. Tener el grifo abierto gasta de 5 a 15 litros por minuto. Conseguirás ahorrar unos 20 litros. 
  • Tomar la decisión de ducharte en lugar de bañarte supone el ahorro de más de 60 litros. 
  • En la ducha cierra el grifo mientras te enjabonas. Perderás 12 litros de agua aproximadamente cada minuto. 
  • Cuando te duchas, sobre todo en invierno, es común tener que esperar un rato hasta que salga el agua caliente. Aprovecha para recoger esa agua en una cubeta y utilizarla para regar las plantas, el WC o limpiar la casa.
  • Cuando laves los platos mételos en una cubeta y usa esa agua para enjuagarlos o retirar el exceso de comida. 
  • Para lavar frutas y verduras es mejor utilizar un plato hondo con agua. Después podrás utilizarla para regar las plantas pues es agua prácticamente limpia.
  • Evita regar las plantas en horas centrales del día para evitar la evaporación. Puedes regar al anochecer o al amanecer. Durante el día, el 30% del agua se evapora.
  • Es necesario revisar todo el sistema de agua y riego de tu casa al menos una vez al año para evitar posibles fugas de agua. Una conexión que pierda agua supone un gasto de 2200 litros de agua al año. No olvides limpiar los filtros para no restar eficiencia en el sistema. 
  • Evita la utilización de plásticos de un solo uso y prefiere productos de marcas que emplean envases hechos con materiales reciclados y reutilizables. Con esto evitas que toneladas de residuos plásticos alcancen las fuentes hídricas y dañen la fauna marina.

¿Qué es la huella hídrica?

Además de ser un recurso en el que el porcentaje de de uso para consumo humano es bajo, existen otros problemas con este recurso natural, uno de ellos llamado “huella hídrica.” Así cómo existe la huella de carbono, de modo similar la huella hídrica (HH) es un indicador que nos permite saber la cantidad de agua dulce que se utiliza, midiendo el volumen del agua en litros o metros cúbicos.

Por ejemplo, para producir un litro de leche, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se usan 1.000 litros de agua. El dato lo conocemos gracias a la huella hídrica (HH), concepto que mide el uso de agua en un bien o servicio y cuyo objetivo es hacer conciencia sobre su uso racional, sobre todo ahora que, a causa del cambio climático y del aumento de la población, escasea.

rios

Existen diferente tipos de huella hídrica, un ejemplo de esto es la huella hídrica gris, que mide la cantidad de agua fresca requerida para diluir el agua contaminada en el proceso de producción, una de estas empresas que genera esto es la textil. La industria textil produce toneladas de agua gris para llegar a tener en el mercado la ropa con la que vestimos. Por ejemplo unos jeans; esta prenda usa una gran cantidad de agua que está destinada al cultivo de algodón, al lavado, a la tintura de color azul, procesos textiles húmedos como blanqueo, teñido, impresión y acabado. Este proceso ha generado aproximadamente una producción global de algodón que utiliza 222 mil millones de m³/año de agua. También se estima que 20% de la contaminación industrial del agua está asociada a la fabricación de la ropa, y 85% se asocia a los 1,3 billones de galones anuales para procesar teñidos.

Consejos para llegar a reducir esta huella hídrica

Además de realizar cosas que ya sabemos cómo no tardarnos mucho en bañarnos y no dejar el agua abierta mientras nos lavamos los dientes, están otro tipo de propuestas como: fomentar el reciclaje, la reutilización y el consumo ecológico y mínimo. 

¿Te gustó esta nota? ¡Compártela!

0 comentarios

Queremos saber tu opinión

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>