La cantidad de desechos producidos por la actividad humana han aumentado a pasos agigantados, como resultado del desarrollo económico moderno, pero esto se ha convertido en un riesgo para la salud humana y del medio ambiente. La contaminación por basura se produce por el manejo inadecuado de los desechos sólidos producidos por los seres humanos y sus actividades cotidianas. Los efectos de este tipo de contaminación tienen un impacto local a corto plazo, pero se une a otras fuentes de polución que afectan el aire, el agua y la tierra.

Este artículo también te puede interesar: Las colillas de cigarro: pequeñas, pero grandes contaminantes

Como expone la ONU, se estima que cada año se produce un estimado de 11.2 billones de toneladas de desechos sólidos alrededor del mundo, lo que contribuye en un 5% a la emisión de gases que producen el efecto invernadero. Este es un problema que, lejos de reducirse, aumenta de forma exponencial y a diferencia del calentamiento global, la contaminación por basura podría solucionarse de forma sencilla.

¿A dónde va nuestra basura?

La contaminación por basura ocurre cuando hay un fallo en la recolección y disposición de los desechos. La basura que producimos en las ciudades es recogida por camiones que la llevan a lugares donde, al menos en teoría, será procesada. Pocos países cuentan con políticas serias de reciclaje de desechos, por lo que la mayoría suele ir a un vertedero, a un incinerador o a un relleno sanitario.

Una buena parte de nuestros desechos van a parar al mar, se estima que cada año acaban en el océano 8 millones de toneladas de plásticos. Puedes leer más sobre la crisis de los microplásticos, el problema que causan estos desechos y más en este interesante reportaje de National Geographic.

Dejar la basura en vertederos a cielo abierto sólo añade otra capa al problema de los malos olores y las plagas de insectos y otros animales, pues al llover, el agua se mezcla con los desechos y forma un caldo tóxico que se filtra en la tierra, alcanzando la capa freática de la que muchos pozos subterráneos se sirven para el riego de cultivos y consumo humano.

Los basureros además tienen un impacto directo en el suelo y el aire, pues desaparece la capa de vegetación, se erosiona el suelo y los materiales inertes y microorganismos pasan a la tierra, haciendo que pierda las propiedades originales, dejándolo muerto.

Por otra parte, la quema de basura si bien pareciera una solución efectiva, requiere inversión en incineradoras, produce polución ambiental por el humo que produce. Además, las cenizas que quedan deben ser dispuestas de forma adecuada, pues son tóxicas.

La solución al problema de la contaminación por basura

Aunque el problema de la contaminación por basura es masivo y global, las soluciones no están tan alejadas de la realidad. Existen diversas propuestas para el tratamiento de los distintos tipos de desechos, como el hongo que descompone plástico, pero en líneas generales estos planes pueden resumirse en dos enfoques: el primero tiene que ver con la disposición adecuada de los desechos y el segundo está relacionado con un cambio en el estilo de vida dentro de la sociedad.

Los rellenos sanitarios, hechos siguiendo normativas adecuadas, pueden ser la solución para disponer de los desechos. Se trata de confinar los desechos en una porción de tierra preparada de forma particular para luego ser compactados. Este sistema minimiza la contaminación y no tiene impacto negativo en el medio ambiente.

Puedes ver los lineamientos para hacer un relleno sanitario en detalle aquí. En resumen, un relleno sanitario debe hacerse en una zona de tierra arcillosa o con un fondo aislante para evitar el drenaje de líquidos contaminados.

El segundo punto fundamental para acabar con el problema de la contaminación con basura está relacionado con las costumbres de consumo de la población. Tenemos que seguir las 3 R: reducir, reusar y reciclar.

Se trata de Reducir la cantidad de objetos que se consumen, sobre todo cuando se trata de cosas hechas con plásticos y otros materiales no biodegradables. Esto permite atacar el problema de la basura antes de que comience. Pero el cambio también debería ocurrir a nivel macro, es decir, las empresas deberían utilizar la menor cantidad de recursos y desechos al producir, distribuir y comercializar sus bienes; incluyendo el empaque que llega al consumidor final.

Reusar hace referencia a minimizar la cantidad de basura producida prolongando la vida útil de ciertos objetos. Muchas cosas que van a parar al vertedero pueden ser utilizadas en numerosas ocasiones para otras tareas, incluso esas cosas que ya no utilizas pueden ser útiles para otras personas.

Reciclar es una de las etapas más conocidas. Se trata de emplear ciertos objetos que se desechan como materia prima para la elaboración de nueva mercancía. Aluminio, vidrio, algunos plásticos, papel, cartón y otros pueden ser procesados por centros de reciclaje. Esto requiere una inversión mayor por parte del estado y/o la empresa privada, pero es el tratamiento ideal para los desechos sólidos.

Estas soluciones son parte de un sistema integral que permitiría modificar la forma en que nos relacionamos con el ambiente, lo que consumimos y los desechos que producimos. El objetivo es crear un sistema cíclico de producción donde todos los involucrados en la cadena de consumo sean partícipes activos. Necesitamos hacer frente a este problema, antes de que perdamos el planeta tal como lo conocemos.

El agua es un recurso básico que garantiza la vida de todos los seres vivos del planeta. Sin embargo, la escasez y contaminantes del agua hacen que millones de personas tengan un acceso deficiente a este activo tan necesario. Además, si bien hay procesos que facilitan su tratamiento, aún existen áreas con problemas de calidad o suministro.

Esta nota te puede interesar: Tecnologías para el tratamiento de agua contaminada

El ser humano es el principal responsable de la contaminación del agua ya sea por verter residuos industriales o debido a la deforestación, que hace que aparezcan sedimentos y bacterias debajo del suelo y, por lo tanto, contaminen las aguas subterráneas. De la misma manera, los pesticidas utilizados en los campos agrícolas se filtran a través de canales subterráneos y llegan a las redes de consumo.

La contaminación del agua es muy perjudicial para los humanos, los animales y la vida acuática. Los efectos pueden ser catastróficos, según el tipo de sustancias químicas, las concentraciones de contaminantes y el lugar donde se contaminen. Por ejemplo, muchos cuerpos de agua cerca de áreas urbanas (ciudades y pueblos) se encuentran altamente contaminados debido a la basura vertida por individuos y productos químicos peligrosos, que legal o ilegalmente, son propagados por industrias manufactureras, centros de salud, escuelas y mercados.

Causas de la contaminación del agua
Contaminación del agua

La contaminación del agua ocurre cuando los desechos no tratados se liberan en cuerpos de agua. El agua contaminada puede causar la destrucción de plantas y organismos que viven en o alrededor del ecosistema acuático. También puede dañar a las personas, plantas y animales que lo consumen. Existen cuatro categorías principales de contaminación del agua: patógenos, compuestos inorgánicos, materiales orgánicos y contaminantes macroscópicos.

Patógenos. Pueden ser bacterias, protozoos o virus. Las primeras, se encuentran comúnmente en el agua y cuando comienzan a aumentar en números que están por encima de los niveles seguros se produce la contaminación del agua. Dos de las bacterias patógenas más comunes son las coliformes y E. coli.

Material inorgánico. Particularmente los metales pesados ​​como el arsénico, mercurio, cobre, cromo, zinc y bario, aunque son inofensivos en concentraciones muy pequeñas, actúan como contaminantes del agua cuando terminan concentrados en ella.

Material orgánico. Contienen moléculas de carbono en su composición. Uno de los productos químicos orgánicos volátiles más frecuentemente detectados, es el metil terc-butil éter (MTBE). El MTBE se usaba anteriormente como un aditivo de gas para la limpieza del aire, aunque ahora es un producto químico prohibido, pasarán años antes de que el MBTE se elimine completamente de los sistemas de agua contaminada. Este tipo de contaminantes del agua puede causar leucemia, linfoma y tumores en los testículos, glándulas tiroides y riñones.

Contaminantes macroscópicos. Son elementos grandes y visibles en las vías fluviales o cuerpos de agua. El primer contaminante común es la basura: especialmente los residuos plásticos, estos desechos a menudo se tiran directamente a grandes cuerpos de agua como ríos y océanos de manera ilegal, pero también pueden terminar en los océanos y lagos después de ser depositados por accidentes en corrientes y ríos.

Otros tipos de contaminación macroscópica incluyen trozos de madera o metal. Estos tipos de desechos del agua pueden llegar a ser posiblemente más manejables.

Sin embargo, es necesario que este problema ambiental se resuelva de manera urgente y se eliminen estos contaminantes más grandes para evitar la perturbación de los ecosistemas acuáticos y la polución contaminación por la descomposición química de estos objetos.

Contaminantes del agua: algunos datos

Muerte de los animales acuáticos. El principal problema causado por la contaminación del agua es que mata a los organismos que dependen de estos cuerpos de agua. Los peces, cangrejos, aves y gaviotas, delfines y muchos otros animales a menudo mueren en las playas, a causa de los contaminantes del agua en su hábitat.

Alteración de las cadenas alimentarias. La contaminación también altera la cadena alimenticia natural. Los contaminantes, como el plomo y el cadmio, son consumidos por animales diminutos. Más tarde, estos animales son consumidos por los peces y los mariscos, y la cadena alimentaria continúa siendo interrumpida en todos los niveles superiores.

Problemas de salud. Eventualmente, los humanos también se ven afectados por este proceso. Las personas pueden contraer enfermedades como hepatitis al comer mariscos que han sido envenenados. Además, en muchas naciones pobres, siempre existe un brote de cólera y enfermedades como resultado del tratamiento deficiente del agua potable.

De hecho, según la Organización Mundial de la Salud, se estima que hay entre 3 y 5 millones de casos de cólera y entre 100.000 y 120.000 muertes por el mismo. En los países desarrollados, incluso donde existen mejores métodos de purificación, las personas aún sufren los efectos de los contaminantes del agua en la salud.

Esta nota te puede interesar: Contaminación del agua en México, cómo afecta a la sociedad

El cuidado del medio ambiente es un gran reto. Malgastamos los recursos que tenemos, y contribuimos a la contaminación causando graves problemas.

Si deseas promover la responsabilidad ambiental o si quieres contribuir a la reducción del carbono en tu hogar ayudando a nuestro planeta, te invitamos a que pongas en práctica las siguientes acciones. ¡Comenzamos!

Esta nota también te puede interesar: Cuidado del agua y sus beneficios

12 acciones para el cuidado del medio ambiente

  1. Reducción del uso de agua. Limita su consumo tomando duchas más cortas, no dejes correr el agua cuando estés lavando los platos o reduce la cantidad de agua que usa para tirar en el inodoro. El agua es un recurso natural precioso, y se necesita una gran cantidad de energía para limpiarla y entregarla en tu casa. Siempre emplea soluciones eficientes para cuidar mejor el agua en tu hogar.
  2. Apaga tus luces. Cuando no estés en una habitación, apágalas. Solo usa lámparas o la iluminación que necesites. Si deseas que tus hijos se involucren en ayudar al planeta, no uses energía eléctrica, al menos por una hora al dí
  3. Invierte en un automóvil que consuma menos combustible. El cuidado del medio ambiente se encuentra íntimamente, relacionado con el transporte. La contaminación causada por automóviles y camiones es un grave problema ambiental. Si puedes comprar un coche un poco más nuevo, escoge uno que ahorre combustible. Cuanto menos gasolina uses, mayor será el impacto que tendrás en el planeta.
  4. Utiliza diferentes combustibles.¿Qué tanto sabes de los biocombustibles? No todos pueden comprar un automóvil híbrido o eléctrico y, cada vez que, usamos electricidad en lugar de gasolina, ayudamos a reducir la contaminación. También puedes investigar otras alternativas como el biodié
  5. Haz una composta. Todo el mundo tiene un bote de basura. ¿Y si agregas un recipiente de basura para producir composta? Los jardineros lo aman, ya que crea un suelo rico y natural para cultivar flores y vegetales.
  6. No conduzcas si no es necesario. El cuidado del medio ambiente también implica utilizar más el transporte público ¿Qué te parece andar en bicicleta para trabajar? ¿Caminar? ¿Tomar el metro? Si hay una manera de reducir el uso de su automóvil, trata de hacerlo todos los dí Además, si sales a caminar, te sentirás más saludable y, si tomas el metro, puedes leer o revisar tus correos electrónicos y redes sociales mientras viajas.
  7. Solo usa aparatos cuando estén totalmente cargados. Si usas un lavaplatos, hazlo cuando esté completamente lleno. Si utilizas una lavadora, no laves la ropa hasta que tenga una carga completa. Y no olvides cambiar regularmente el filtro de tu refrigerador. Los beneficios son muchos cuando ahorras recursos como electricidad y agua ¡Comienza a aplicar este consejo en casa!
  8. Reduce el consumo de carne. De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) se requieren 15,000 litros de agua para generar un kilo de carne de res. Por ello te recomendamos disminuyas el consumo de carne diario, un día sin carne por semana le vendrá muy bien a tu salud y a tu bolsillo.
  9. Usa menos papel. La mayoría de nosotros imprimimos algo al menos una vez a la semana. Compramos blocs de notas, tiramos cuadernos a medio usar e imprimimos en un solo lado de la hoja. Puede parecer una pequeña cosa, pero si dedicas un poco de esfuerzo a ahorrar papel, puedes conservar una gran cantidad de productos cada año. Trata de no imprimir a menos que sea necesario, y asegúrate de usar ambos lados de las hojas si lo haces.
  10. Reduce el consumismo. Una de las mejores maneras de cuidado del medio ambiente es comprar menos. El minimalismo es una corriente que busca mayor funcionalidad y eficiencia empleando la menor cantidad de recursos o productos ¿Para qué quieres 10 pantalones? ¿Son, verdaderamente, necesarias tus 10 camisas? Recuerda: menos es más y este concepto lo puedes aplicar a tu cotidianidad y en el hogar.
  11. Eficiencia energética y energías renovables. Los combustibles fósiles causan estragos en el cuidado del medio ambiente. Emplea energías renovables para el funcionamiento de tu hogar, en tu comercio y hasta en la oficina. Puedes escoger entre paneles y calentadores solares, energía eólica o biogá
  12. Soluciones ahorradoras. Sin duda, el agua, es uno de los recursos más preocupantes, cuando se piensa en el cuidado del medio ambiente. Reemplaza los antiguos tanques por envases más resistentes y no olvides mejorar la calidad del agua mediante filtros para el hogar.

 

En un informe reciente por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) clasificó el agua potable en la mayoría de las regiones de México como contaminada. Es decir que la contaminación del agua en México es un problema grave que afecta no solo a zonas rurales sino a todo el país.

Esta nota te puede interesar: Contaminación por plástico y sus consecuencias

Según un estudio, un tercio de los problemas gastrointestinales sufridos por los mexicanos podrían ser causados ​​por suministros de agua contaminados por heces.

Causas de la contaminación del agua en México

Los viejos sistemas de drenaje y distribución de agua, con al menos 50 años de antigüedad, pueden ser la causa de la mala calidad del agua, develó la OCDE. De hecho, la ingeniería hidráulica de México se remonta a la época prehispánica.

Un problema importante de la contaminación del agua en México en el siglo XXI es la escasez de agua, dicen los ecologistas. Más de la mitad de la tierra de la nación es árida e improductiva. El problema se exacerba cuando la mayor parte del agua disponible es no potable en su mayoría. En ese sentido, la OCDE recomienda que México se realicen inversiones en el tratamiento y distribución del agua para apoyar a una población en crecimiento.

Problemas de la contaminación del agua en México

En México, uno de los factores que más afecta los problemas relacionados con el agua es su distribución. Actualmente, más de 12 millones de personas carecen de agua potable, especialmente en las zonas rurales.

La contaminación del agua en Mexico en gran parte se debe a la descarga de residuos domésticos, industriales, agrícolas y mineros. A pesar de tener la infraestructura para recibir agua potable, necesitan filtrar su agua a través de sistemas de purificación doméstica o comprarla a un bien privado.

A pesar de la crítica situación de la disponibilidad de agua y de los millones de pesos invertidos por el gobierno en la promoción de medidas de conservación, las redes de distribución en las ciudades están obsoletas y carecen de un mantenimiento adecuado, alcanzando hasta un 35% de pérdida de agua a través de estos sistemas.

Por otro lado, México se encuentra clasificado como un país predominantemente semiárido, con problema de escasez de agua para la mayoría de la población debido a la distribución de las fuentes naturales y las precipitaciones. La precipitación anual es inferior a 500 mm en el 52% del territorio, por encima de 2,000 mm en el 7% del territorio y por encima de los 3,200 mm por año solo en los estados de Veracruz, Tabasco y Chiapas.

El sistema utilizado para suministrar agua al Valle de México genera más de dos mil millones de toneladas de dióxido de carbono por año, lo que contribuye significativamente al calentamiento global.

Al igual que en el Valle, los sistemas de distribución de agua en todo el país requieren un monitoreo constante para detectar fugas y reparar redes obsoletas. Además de estas acciones, se debe promover una cultura de ahorro de agua y se debe crear infraestructura para aprovechar adecuadamente la lluvia, aconsejan los investigadores.

El problema del suministro de agua en la Ciudad de México ha provocado una explotación clandestina de pozos. La extracción de agua subterránea ha hecho que la ciudad se hunda, hasta 30 centímetros por año. Por ejemplo, la Basílica de Guadalupe en el Centro Histórico ha requerido inversiones de más de 300 millones de pesos para reparar los daños causados ​​por su hundimiento.

La sobre- explotación de los acuíferos deteriora la calidad del agua debido a la intrusión salina y la migración de agua fósil concentrada naturalmente. Un ejemplo claro de este caso en México es en Laguna, una región de Coahuila y Durango, con una grave contaminación por arsénico, ya que si bien se extraen 1,020 millones de metros cúbicos cada año, solo se reponen 519 millones.

Finalmente, Cuatro Ciénegas en Coahuila, es otro de los casos graves de sobre- explotación del agua en el país. Este lugar es una colección de cuerpos de agua aislados en el desierto con una gran cantidad de organismos endémicos de agua y estromatolitos. El nivel del agua en este valle ha disminuido enormemente, causando la muerte y la extinción de estos valiosos seres. Este desastre ambiental, debido a la extracción irracional de agua en este ecosistema invaluable, obedece a los intereses industriales regionales.

El consumo excesivo de cualquier cosa hace que ésta se termine, de ahí la frase que dice que «todo por servir se acaba», y precisamente con los recursos del planeta Tierra sucede lo mismo ya que podría terminarse debido al deterioro ambiental, lo peor del caso es que el hogar del ser humano podría desaparecer en menos tiempo de lo que pensamos.

Este artículo también te puede interesar: ¿Cómo se contamina el agua? Acciones para evitarlo

Pero para que sea entendido de una mejor manera, a continuación te explicaremos de una forma breve de qué se trata el deterioro ambiental, las consecuencias que podría llegar a generar, así como las medidas que se podrían tomar en cuenta para evitar que este fenómeno continúe avanzando y generando más problemas para que todos los componentes del ecosistema se vayan terminando. A veces las soluciones están más cerca de lo que podría imaginarse y con poco se pueden realizar grandes cambios, así que revisa la información que te damos a continuación y toma cartas en el asunto.

¿Qué es el deterioro ambiental?

Su nombre lo indica pues es el cambio perjudicial en las condiciones de la atmósfera y del ambiente en general, haciendo que el entorno modifique sus características y que esto produzca que las distintas especies del planeta se enfrenten a condiciones adversas para poder subsistir. En otras palabras, significa que el ser humano ha explotado tanto los recursos del planeta que si antes estos se renovaban de manera sencilla, debido al deterioro ambiental cada vez se vuelva más complicado debido a que se acaban más rápido que lo que se pueden replicar, dificultando el avance del planeta en términos generales.

¿Cuáles son las causas de este deterioro ambiental?

Realmente existen muchas causas que a continuación se nombrarán y explicarán, sin embargo, una parte que es muy importante tener en cuenta es que es el ser humano, como especie, que no ha sabido controlar diferentes indicadores y que ha arrasado con los recursos que tiene disponibles para producir bienes y servicios que han desencadenado el desequilibrio de los ecosistemas y con ello el deterioro ambiental, de tal manera que existen algunos daños que al día de hoy podrían resultar irreversibles.

Dentro de las causas más comunes del deterioro ambiental destacan las siguientes:

  • Contaminación: tanto en el agua, aire y suelo, lo cual produce una serie de emisiones de dióxido de carbono y otros gases contaminantes que a la larga se vuelven algunos de los principales destructores de los ecosistemas, alimentando a su paso el deterioro ambiental.
  • Acciones cotidianas nocivas: como por ejemplo el uso de productos en aerosol que podrían parecer inofensivos pero traen grandes problemas de contaminación. Adicional a esto, prender un asador de comida o una chimenea, en general la quema de diferentes materiales al aire libre ya que puede llegar a ser tan fuerte y nociva que incluso se generen incendios forestales que son un gran generador del deterioro ambiental.
  • Desarrollo industrial: desde que apareció la máquina de vapor se han desarrollado nuevas industrias y ha crecido el número de plantas que producen cientos de millones de productos diariamente en todo el mundo. ¿Te imaginas el nivel de contaminantes que producen esas plantas? Sumado a esto, la poca regulación ambiental que existe alrededor de éstas y que entonces, contribuyen en sobremanera a generar el deterioro ambiental debido a que no se toman medidas para controlarlas.
  • Explosión demográfica: el que cada vez haya más personas en todo el planeta genera mayor cantidad de necesidades de alimentación, transporte, entretenimiento, entre otros, y con ello aumenta el nivel de consumo de productos y servicios desembocando más cantidad de contaminación a nivel general. Mientras más personas habiten el planeta, más grande será el deterioro ambiental.
  • Consumo irracional de los recursos naturales: el usar agua de los ríos y lagos, la tala de árboles y el consumo excesivo de todos los recursos que provienen del suelo son otros de los problemas que se vuelven aliados del deterioro ambiental, de ahí que muchas empresas busquen realizar acciones que detengan un poco la sobre explotación que está sucediendo con los recursos naturales que existen.

¿Cuáles son los problemas a mayor escala?

Si todo esto se combina, se va a ir desgastando al planeta, favoreciendo el deterioro ambiental. Todo esto genera diferentes consecuencias que ya los ecosistemas están resintiendo poco a poco. Algunos de los problemas que seguirán apareciendo con el deterioro ambiental, son los siguientes:

  • Calentamiento global: ¿Te das cuenta que las temperaturas cada vez son más extremas: los fríos más crudos y el calor más intenso? Pues esto se debe básicamente al calentamiento global que es generado por todos los factores que provocan que el planeta se vuelva una especie de olla de presión y que el deterioro ambiental sea cada vez mayor.
  • Enfermedades más graves: el agua, el aire e incluso, el suelo donde cultivamos nuestros alimentos cada vez tienen menor calidad, por lo que se han vuelto incubadoras de bacterias que generan enfermedades para los seres humanos, que pueden llegar a provocar hasta la muerte.
  • Disminución de la biodiversidad: el que algunas especies se encuentren en peligro de extinción, que otras hayan desaparecido y que incluso algunas muten, se debe básicamente a todo lo relacionado con el deterioro ambiental, esto aunque podría parecer natural, no lo es. El que es una especie falte en un ecosistema puede provocar graves problemas en las cadenas alimenticias y con ello la sobrepoblación de otras especies, generando un desequilibrio ambiental.
  • Falta de recursos naturales: que cada vez haya menos agua, que falten árboles, que los espacios con aire puro cada vez sean más limitados, también se debe a que el deterioro ambiental se desarrolla de tal manera que está terminando con ello.