Hablemos del Agua es el primer foro organizado por Rotoplas que tiene como objetivo ofrecer un espacio inclusivo en el cual diferentes actores del sector del agua podrán comunicar, conectar, intercambiar y generar reflexiones de los temas más relevantes sobre el Agua y el Cambio Climático

  El año de los Récords: 2018
 
Durante el 2018 se alcanzaron temperaturas nunca antes registradas en diversas partes del planeta y periodos prolongados de clima caliente en Europa, Asia, Norte América y África como consecuencia de un sistema de alta presión que ha creado lo que los expertos denominan un “domo de calor”.
 
La preocupación es que periodos prolongados de calor y frio se están dando de modo más frecuente debido al cambio climático.
 
Adicional a ello, organismos internacionales apuntan a que la crisis de agua que enfrentará la humanidad rumbo al llamado Día Cero de la escasez de agua podrían intensificarse en países como México.
Además de las afectaciones ocasionadas por el cambio climático existen otros aspectos que ponen en riesgo el acceso al recurso hídrico en el país, como el desperdicio, la contaminación y la falta de políticas públicas para la protección de los mantos acuíferos nacionales.
 
Siendo así, en este primer foro organizado por Rotoplas se pretende abordar diversos temas relacionados con el agua y el cambio climático, así como tener un contexto de su situación actual.
 
Este foro contará con 5 expertos en el tema, quienes tendrán 15 minutos cada uno para abordar distintas temáticas relacionadas con agua.
 
Los ponentes confirmados para este primer foro son:
 
·       Norma Munguía: Consultora Legal- Ambiental
·       Hugo A Contreras Zepeda: Director de Water Security, Latin America The Nature Conservancy
·       Antonieta Peregrina: Directora Ejecutiva de Cuatro al Cubo
·       Nabani Vera: Director de Comunicación en Isla Urbana
·       Monserrat González: Directora del Instituto Internacional de Recursos Renovables
 
Acompáñanos este 21 de Agosto a las 6:30pm en la transmisión en vivo de nuestro primer foro ‘Hablemos de Agua’ y conoce más sobre la situación del agua a través del cambio climático.  Entra a este link y disfruta de la transmisión en vivo.

Aunque no lo parezca, el consumo de agua embotellada es un gasto a tomar en cuenta, las últimas cifras muestran que en tan sólo en un año en la CDMX se gasta un aproximado de 4 mil millones de pesos en aguas embotelladas, dato proporcionado por Daniel Rocha Guzmán, coordinador ejecutivo del Programa de Manejo, Uso y Reúso del Agua (PUMAGUA) de la UNAM.

Este artículo también te puede interesar: 3 de Julio: Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico

El gusto por el agua embotellada se da en los años ochenta donde elites económicas consumían este producto, sin embargo después del temblor de 1985 su consumo se extendió debido a la ruptura de tubos de abastecimiento.

Años después se generaron políticas de salud en las que se recomendaba hervir el agua antes de consumirla. No fue hasta 1991 en donde debido a una epidemia de colera, se sugería a los ciudadanos no solo a hervir el agua sino también clorarla. Este factor fue un parteaguas para que marcas comerciales comercializarán agua como un producto seguro y asequible.

El consumo de agua se empezó a hacer más común ya que muchas personas aún no confían del todo en el agua que llega a sus hogares, por ello el aumento en la compra de botellas de plástico, lo cual, si lo tomamos en cuenta, es un gran contaminante para el medio ambiente.

Hoy en día los habitantes de la CDMX gastan cuatro mil millones de pesos al año, y a nivel nacional la cifra es de aproximadamente 45 mil millones de pesos.

No obstante, en esta metrópoli se requieren aproximadamente 90 mil millones de pesos para rehabilitar los 12 mil kilómetros de tubería que compone la red de servicio, pero para llevar a cabo esa obra, se necesitaría el presupuesto de 17 años y medio del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX), o el equivalente a las ventas a nivel nacional de agua embotellada de dos años.

Dicha inversión busca que se reduzcan los niveles de plástico en México, ya que no existe la cultura del reciclaje, por lo que es importante tener una campaña para evitar el daño al medio ambiente y agregó que se requiere eliminar en plásticos sustancias químicas como el BPA y PBS.

Eso es algo muy preocupante ya que desde el 2016, México se convirtió en el principal consumidor de agua embotellada a nivel mundial. El año pasado, 98 por ciento de los hogares mexicanos consumieron líquido en estos envases.

Por ello, investigadores de la UNAM buscan que esta inversión sirva para mejorar en todo sentido.

Adicional a ello, diversas campañas para evitar el uso de botellas de plástico han surgido en los últimos años, un ejemplo de ello es la campaña de #YoConTermo organizada por la Asociación Mexicana de Mujeres Jefas de Empresas,  la cual busca eliminar el consumo de agua en botellas de plástico, las cuales, además de afectar el medio ambiente también dañan la salud.

“La invitación será a que andemos todos con nuestro termos, a los empleados y a las escuelas. Pero también de tener estos dispositivos con agua, porque ¿para qué usamos el termo si no tenemos dónde rellenarlo?”, destacó Minerva Duran Vivar, presidenta de la Asociación Mexicana de Mujeres Jefas de Empresas.

 Los números son impactantes por lo que te invitamos a que pongas tu granito de arena y evites en la medida de lo posible el consumo excesivo de botellas de plástico.

Fuente: El Imparcial

Miles de personas en el mundo siguen sin contar con un saneamiento digno, higiene y acceso al agua, un informe realizado por la UNICEF y la Organización Mundial de la Salud estima que un aproximado de 2,000 millones de personas no cuentan con servicios de agua potable gestionados de la manera correcta, 4200 millones de personas no cuentan con servicios de saneamiento seguros y 3000 millones carecen de instalaciones básicas para un lavado de manos.

Hoy existe un informe del Programa Conjunto de Monitoreo, Progress on drinking water, sanitation and hygiene: Special focus on inequalities, 2000-2017 (Progresos en materia de agua potable, saneamiento e higiene: Atención especial a las desigualdades, 2000-2017), el cual indica que, se han realizado progresos considerables en el logro del acceso universal al agua básica, el saneamiento y la higiene, aunque aún existe mucho por hacer.

“El simple acceso a estos servicios no es suficiente. Si el agua no está limpia, no es segura para beber o está lejos, y si el acceso a los retretes no es seguro o está limitado, entonces no estamos cumpliendo con nuestra misión en favor de los niños del mundo”, dijo Kelly Ann Naylor, Directora Asociada de Agua, Saneamiento e Higiene de UNICEF. “Los niños y sus familias de las comunidades pobres y rurales son los que corren mayor peligro de quedarse atrás. Los gobiernos deben invertir en sus comunidades si queremos superar estas divisiones económicas y geográficas y hacer realidad este derecho humano esencial”.

Si bien, dicho programa ha dado resultados como que 1.800 millones de personas han obtenido acceso a los servicios básicos de agua potable desde el año 2000, “Cerrar las brechas de desigualdad en la accesibilidad, calidad y disponibilidad de agua, saneamiento e higiene debe formar parte del núcleo de las estrategias de financiación y planificación de los gobiernos. Renunciar a los planes de inversión para la cobertura universal es socavar décadas de progreso a expensas de las generaciones venideras”, dijo Kelly Ann Naylor.

Ahora, tomando como ejemplo México, se recibe alrededor de 1,489 mil millones de metros cúbicos al año de agua en forma de precipitación, de los cuales el 67% cae entre junio y septiembre, sobre todo en la región sur-sureste (Chiapas, Oaxaca, Campeche, Quintana Roo, Yucatán, Veracruz y Tabasco), donde se recibe 49.6% de la lluvia. De este total 73% se evapotranspira y regresa a la atmósfera, 22% escurre por los ríos o arroyos y 6% se infiltra al subsuelo de forma natural y recarga los acuíferos.

Tomando en cuenta las exportaciones e importaciones de agua con los países vecinos, México tiene 471.5 mil millones de metros cúbicos de agua dulce renovable por año y está considerado como un país con baja disponibilidad de agua.

Por ello es importante tener en consideración dicho recurso, ya que no se está usando de la forma correcta, las empresas están causando daños irreversibles en ríos y mares, las personas tienen que empezar también a mirar a las regiones más afectadas donde no tienen forma alguna de acceso a dichos recursos, si hay un cambio en el Mundo puede darse una nueva esperanza para un futuro mejor.

Fuente: UNICEF

Steffen Olsen (investigador del Centro de Océanos y Hielo del Instituto Meteorológico Danés) tomó una foto el pasado 13 de Junio, la cual desató una increíble ola de comentarios, ya que en dicha fotografía se nota a los tradicionales perros tirando de un trineo, lo curioso es que en la foto no se ve hielo, sino unos perros avanzando sobre el agua.

Aunque no se note debajo del agua, había una capa de hielo de 1,2 metros de espesor. Olsen tuiteó la foto, y esta no tardó en volverse viral por lo gráfica que resulta para comprender el momento de crisis que atraviesa el planeta.

“El rápido derretimiento, el hielo marino de baja permeabilidad y las pocas grietas, dejan al agua derretida en la parte superior”, explicó su colega Rasmus Tonboe, a través de un tuit.

“Este año, la expedición se topó con una gran cantidad de agua estancada en el hielo marino. El hielo aquí se forma periódicamente cada invierno y es muy grueso, lo que significa que hay relativamente pocas fracturas como para que el agua de deshielo pueda drenar. La semana pasada se produjeron condiciones muy cálidas en Groenlandia y, de hecho, en gran parte del Ártico, impulsadas por un aire más cálido que se movía hacia arriba desde el sur”, dijo Ruth Mottram, científica climática del Instituto Meteorológico de Dinamarca, consultada por The Guardian.

Aunado a ello, el miércoles pasado se registró una temperatura de 17,3 grados, notablemente elevada para el norte de la isla. No obstante, la especialista llamó a la cautela. Dijo que eran números provisorios y que aún es pronto para determinar si son consecuencia del calentamiento global ya que aunque sean temperaturas inusuales, no sería la primera vez que se registran.

Emisiones en crecimiento

Según la revisión anual de BP de la energía mundial, las emisiones globales de carbono han tenido el mayor aumento en los últimos 7 años. Tan solo en América Latina y el Caribe representan menos del 10% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, frente al 40,24% sobre el total que aportan Estados Unidos y China. Y, sin embargo, la región es extremadamente vulnerable a los impactos del Cambio Climático.

Los problemas climáticos no entienden de fronteras por lo que algunos países se ven más afectados que los propios lugares donde aportan una mayor cantidad de emisiones.

Por dichos problemas los cuales nos están afectando más de lo esperado, cerca de 200 países se comprometieron a tomar medidas para limitar el calentamiento a menos de 2 grados a través del Acuerdo de París sobre el cambio climático en 2015. Su objetivo era limitar las fuertes tormentas, las sequías y la hambruna que se prevé serán más frecuentes con el cambio climático fuera de control.

El informe de BP contenía algunas tendencias más esperanzadoras. El consumo de energía renovable aumentó 15% en 2018, cerca del aumento récord del año anterior. China, nuevamente a la vanguardia, está agregando más energía renovable que la combinación de los países más desarrollados de la OCDE, dijo BP.

El crecimiento en la producción de energía eólica, solar, geotérmica, biomasa y quema de residuos representó aproximadamente un tercio del aumento en la generación total de energía, o lo mismo que el aumento en el carbón.

Al hablar sobre la crisis climática que nos está llevando a vivir una situación de caos y colapso no podemos evitar pensar en que sino hacemos algo en los próximos años podemos llegar al camino donde toda la sociedad como la conocemos deje de existir o se modifique de manera dramática, al ritmo actual esto se vuelve un desafío si no se toman medidas rápidas y determinantes para frenarlo, pues el calentamiento global afectaría la producción de alimentos, elevaría el nivel de los mares y propiciaría masivos desplazamientos.

Este artículo te puede interesar: Conoce más acerca del Día Mundial del Medio Ambiente

El NCCR (National Centre for Climate Restoration) ha publicado en los últimos años diversos estudios sobre los efectos del cambio climático, todos ellos con elevadas críticas dirigida principalmente a los poderes políticos a los que considera impotentes e inactivos ante la crisis actual y muchos de los informes científicos reconocidos por instituciones como la ONU, a los que califica de conservadores y poco atrevidos.

Ahora se advierte que si los responsables de la formulación de políticas no actúan sobre la evidencia de que el Acuerdo de París difícilmente alcanzará los objetivos para el 2030, millones de personas se verán obligadas al desplazamiento y probablemente las ciudades más pobladas quedarán parcialmente abandonadas por toda la crisis que nos esta alcanzando.

Los expertos proyectaron escenarios en los que si las temperaturas globales aumentaran 3 grados centígrados hasta llegar al 2050, el 55% de la población mundial experimentaría más de 20 días de calor letal por año, ¿Qué consecuencias nos trae esto? Pues tal escenario, causaría el colapso de muchos ecosistemas, incluidos los del Ártico, la selva amazónica y los sistemas de arrecifes de coral; mientras que África occidental, Sudamérica tropical, Medio Oriente y el sureste asiático sufrirían anualmente más de 100 días de calor mortal, exponen.

En ese sentido, la producción de alimentos disminuiría debido a un declive en las poblaciones de insectos, la destrucción de áreas de cultivo y la escasez crónica de agua, puntualizan los autores del estudio, David Spratt e Ian Dunlop, investigadores sobre el clima.

Ahora no todo es malo, ya que existe una pequeña ventana de oportunidad para dicha emergencia, la movilización global de recursos, en la que las experiencias logísticas y de planificación de los cuerpos de seguridad nacional podrían jugar un papel valioso”, según destaca Chris Barrie en declaraciones recogidas por la CNN.

Solo queda empezar a poner un poco de ayuda, ya que no se puede dejar todo para el gobierno o políticos, se tienen que empezar los cambios desde el hogar, aunque sean pequeños, de todos es deber cuidar el planeta.