Al hablar sobre la crisis climática que nos está llevando a vivir una situación de caos y colapso no podemos evitar pensar en que sino hacemos algo en los próximos años podemos llegar al camino donde toda la sociedad como la conocemos deje de existir o se modifique de manera dramática, al ritmo actual esto se vuelve un desafío si no se toman medidas rápidas y determinantes para frenarlo, pues el calentamiento global afectaría la producción de alimentos, elevaría el nivel de los mares y propiciaría masivos desplazamientos.

Este artículo te puede interesar: Conoce más acerca del Día Mundial del Medio Ambiente

El NCCR (National Centre for Climate Restoration) ha publicado en los últimos años diversos estudios sobre los efectos del cambio climático, todos ellos con elevadas críticas dirigida principalmente a los poderes políticos a los que considera impotentes e inactivos ante la crisis actual y muchos de los informes científicos reconocidos por instituciones como la ONU, a los que califica de conservadores y poco atrevidos.

Ahora se advierte que si los responsables de la formulación de políticas no actúan sobre la evidencia de que el Acuerdo de París difícilmente alcanzará los objetivos para el 2030, millones de personas se verán obligadas al desplazamiento y probablemente las ciudades más pobladas quedarán parcialmente abandonadas por toda la crisis que nos esta alcanzando.

Los expertos proyectaron escenarios en los que si las temperaturas globales aumentaran 3 grados centígrados hasta llegar al 2050, el 55% de la población mundial experimentaría más de 20 días de calor letal por año, ¿Qué consecuencias nos trae esto? Pues tal escenario, causaría el colapso de muchos ecosistemas, incluidos los del Ártico, la selva amazónica y los sistemas de arrecifes de coral; mientras que África occidental, Sudamérica tropical, Medio Oriente y el sureste asiático sufrirían anualmente más de 100 días de calor mortal, exponen.

En ese sentido, la producción de alimentos disminuiría debido a un declive en las poblaciones de insectos, la destrucción de áreas de cultivo y la escasez crónica de agua, puntualizan los autores del estudio, David Spratt e Ian Dunlop, investigadores sobre el clima.

Ahora no todo es malo, ya que existe una pequeña ventana de oportunidad para dicha emergencia, la movilización global de recursos, en la que las experiencias logísticas y de planificación de los cuerpos de seguridad nacional podrían jugar un papel valioso”, según destaca Chris Barrie en declaraciones recogidas por la CNN.

Solo queda empezar a poner un poco de ayuda, ya que no se puede dejar todo para el gobierno o políticos, se tienen que empezar los cambios desde el hogar, aunque sean pequeños, de todos es deber cuidar el planeta.

¿Alguna vez has pensado cuánta agua se utiliza en los alimentos que consumimos? ¿Has imaginado cuánta se requiere no sólo para producirla si no para empacarla y transportarla? De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Cultura, en una taza de café hay cerca de 140 litros de agua, superando a lo poco que le cabe a cualquiera de estos recipientes. A esta agua indirecta se le conoce como ‘agua virtual’ o ‘consumo indirecto’. A raíz de estos conceptos surge lo que llamamos la huella hídrica que es un indicador que nos permite saber cuál es la cantidad de agua que una persona, comunidad o un país ocupa en su día a día. [1]

El ahorro del agua no sólo depende cerrar una llave…

De acuerdo con el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, durante el periodo 1996-2005, México ocupó el segundo lugar en el mundo y el primero en América como importador neto de agua virtual, tanto por comercio agrícola, como pecuario e industrial. Los principales productos que constituyen la Huella Hídrica azul no sostenible de consumo en México son: trigo, caña de azúcar, cultivos forrajeros y maíz. [2]

Pero el consumo de agua virtual no está sólo en la alimentación, podemos encontrarlos en otras industrias como la moda. Para poder producir una camiseta sencilla de algodón, se requieren cera de 2,000 litros de agua. Afortunadamente, existe ya una conciencia sobre esta problemática y ya existen empresas que han reducido el consumo indirecto de agua como Mango, que ha reducido cerca de 10 litros por cada prenda maquilada.

De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional del Agua, en nuestro país, el 96% de agua consumida es agua virtual. Es una cifra muy alarmante, que no nos prohíbe comer, transportarnos o vestirnos; simplemente, se trata de hacer conciencia y ayudar a disminuir esta cifra. ¿Cómo podemos hacerlo? Debemos hacer un cálculo de la huella hídrica y de esa manera ver en qué actividades cotidianas podemos reducir el consumo indirecto de agua.

Hay algunos productos como es el caso del café, que pudiera ser reemplazado por otras bebidas como el té que solo requieren alrededor de 30 litros por taza. Es decir, es necesario buscar alternativas para poner nuestro granito de arena.

Fuentes:

[1] Huella Hídrica FandelAgua.com

[2] Huella Hídrica en México: análisis y perspectivas, pág. 35 a 36.

El Periódico Digital

Los ríos de la tierra contienen 2.120 kilómetros cúbicos de agua, un 0,0002% del total de agua dulce de nuestro planeta. En Europa un 80% del agua dulce se utiliza para consumo como para otros usos, tomando en cuenta que esta procede de ríos y aguas subterráneas, la responsabilidad que se tiene es cuidar de nuestros ríos los cuales se encuentran amenazados por la sobreexplotación, la contaminación y el cambio climático, ya que esto será clave para su supervivencia por muchos años más.

La fundación Hidrogea Aquae, cuyo eje central de actuación se centra en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), ha ‘radiografiado’ estas corrientes naturales de agua dulce. Así, los ríos más largos del mundo, considerando los propios ríos y sus afluentes como un sistema fluvial completo, son: el Amazonas (7.062 km.), en Brasil; el Nilo (6.853 km.), en Egipto; el Yangtsé (6.300 km.), en China; el Misisipi (6.275 km.), en Estados Unidos; y el Yeniséi (5.539 km.), en Rusia. Por el contrario, el río más corto del mundo se encuentra en Montana (Estados Unidos): el río Roe, con 60 m de largo.

Ahora también en México existen alrededor de 42 ríos principales que transcurren en tres vertientes: occidental o del océano Pacífico, oriental o del océano Atlántico (Golfo de México y Mar Caribe) e interior, cuyos ríos desembocan en lagunas interiores (INEGI, 1995).

Los ríos representan tan solo el .0002% del agua dulce de la tierra

Imagen tomada de: Murciaeconomia.com

Los cuales por esta situación tan dramática se encuentran en un gran peligro de desaparecer o dejar de proporcionarnos agua para consumo humano.

Tomando en cuenta que el 70% de la superficie de la Tierra está cubierta de agua (1.386 millones de km3), distribuidos en océanos, casquetes polares y glaciares, lagos, ríos, agua subterránea y agua en la atmósfera. El 96,5% de esta agua (1.338 millones de km3) se encuentra en mares y océanos, es decir, es agua salada que no se puede beber. Solo un 3,5% del agua de la Tierra es dulce, pero de este porcentaje, el 70% está congelada en glaciares y casquetes polares. El 30% restante se encuentra en el subsuelo, pozos o acuíferos.

Por ello es de suma importancia que nos sumemos a generar un cambio, puedes empezar por cosas pequeñas que puedas realizar fácilmente desde tu casa, trabajo o hasta tu colonia, todos tenemos que trabajar para hacer de este el mundo que queremos para nuestras familias.

Fuente: Murciaeconomia.com

El análisis que se elaboró por los investigadores “Felipe de Alba y Juana Martín Cerón” detalla que el agua que se extrae de los acuíferos es aprovechada para distintas cosas como: riego, abasto urbano, consumo en desarrollos industriales y abasto de la población rural.

Tan sólo la Conagua ha identificado 653 acuíferos de 37 regiones hidrológicas

Aunque el problema de la sobreexplotación ha causado un daño en el centro y el Norte de México, no significa que el Sur esté a salvo de problemas relacionados con el agua. Esta región de la nación sufre por la alta contaminación de sus reservas.

“La disponibilidad anual de agua por habitante en el país ha tenido una dramática reducción en los últimos 55 años, al pasar de 11 mil 500 metros cúbicos en 1955 a 4 mil 263 metros cúbicos en 2011. Peor aún, se prevé que para 2025 esta cantidad se reducirá a menos de 4 mil m3”, refiere el análisis del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados.

Ahora, respecto a la contaminación en los ríos de México nos podemos encontrar con metales pesados altamente tóxicos como el mercurio, plomo, cromo, cadmio y otros compuestos dañinos como el tolueno o el benceno, los cuales afectan a todo el ecosistema el cual se encuentra en este momento desprotegido.

Dicha contaminación es, en su mayoría, por las grandes industrias las cuales afectan directamente el agua, arrojando contaminantes, lo que resulta en un grave problema porque esas aguas tienen un alto contenido de sustancias químicas, mientras los sistemas de tratamiento de aguas municipales no están hechos para procesar esas aguas industriales.

Aunque nos pasemos con un momento donde encontramos más contaminantes en el agua aún existen formas en las que se puede aportar a encontrar una solución en dicho tema.

Un claro ejemplo es el sistema de captación de agua de lluvia el cual es una solución sustentable para el medio ambiente y se ha vuelto, aunque no lo creas, cada vez más común, todo esto es gracias a que es una manera responsable de aprovechar mejor el recurso y al mismo tiempo mejorar el ambiente, el cual lo necesita con urgencia.

Ahora, para todos esos agricultores los cuales se ven afectados por las aguas contaminadas existen sistemas como el riego agrícola tipo Huerto, el cual se encuentra especialmente diseñado para favorecer el desarrollo de pequeñas unidades de producción destinadas para el autoconsumo.

La cuestión en este tipo de aspectos es encontrar y/o aportar de forma personal un pequeño cambio, esto tendrá como beneficio el conquistar un mejor futuro para el medio ambiente.

Fuente: https://www.voltairenet.org/article206000.html

En el marco del día mundial de la salud, que se llevó a cabo el pasado 7 de abril, marca el final de las celebraciones del 70 aniversario de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Dichas celebraciones se enfocan en la promoción de la salud universal, bajo el lema “Salud universal: para todos y todas, en todas partes”.

“Que todas las personas, donde sea que vivan, tengan cobertura de salud y puedan acceder a la atención sin barreras y sin padecer graves dificultades financieras, es nuestro objetivo principal”, afirmó la Directora de la OPS y Directora Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Carissa F. Etienne.

Evidentemente, para que esto suceda, se requiere del apoyo de diversas leyes políticas y acciones que fomenten el compromiso de la sociedad para promover la salud y bienestar.

Por ello, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) presentará este 9 y 10 de Abril en México un informe de la Comisión de Alto Nivel “Salud Universal en el Siglo XXI: 40 años de Alma-Ata”. El objetivo de este reporte es dar algunas recomendaciones para ampliar el acceso y la cobertura de salud en la región para el 2030.

La atención primaria de salud (APS) es fundamental para lograr un crecimiento en salud universal. Esto implica que se desarrollen servicios de salud integrales y de calidad, además de promover la prevención, tratamiento y curación de diversas enfermedades.

“Necesitamos una atención primaria transformadora dentro de un sistema de salud integrado, eficiente, bien organizado, con equipos de salud interdisciplinarios, que trabaje en red entre los niveles básicos y los especializados, y donde la persona se halla en el centro de una atención cálida, respetuosa y de calidad”, consideró Etienne. (Fuente:  Intramed)

Solidaridad entre comunidades

Aún en muchas partes del mundo millones de personas no tienen acceso alguno a los servicios médicos básicos, tan sólo en las Américas se estima que cerca de un tercio de la población no tiene acceso a un servicio médico, lo cual es algo preocupante.

Para lograr una transformación en los sistemas de salud es importante contar con profesionales especializados y capaces de atender las necesidades cada uno de los pacientes, así como medicamentos y tecnología asequibles.

Actualmente existen medicamentos de alto costo y esto sumado al número creciente de personas con enfermedades crónicas supone un gran riesgo de sustentabilidad para la sociedad.

Por ello en 2014, ministros de la salud de las Américas adoptaron la Estrategia para el Acceso Universal a la Salud y la Cobertura Universal en Salud. Desde entonces la OPS/OMS brinda cooperación técnica con el fin de ayudar a diversos países a mejorar sus sistemas de salud y a apoyar al aumento de la inversión pública en salud.

Agua, Saneamiento e Higiene

Para el apoyo y mejora de los sistemas de salud, es fundamental que las comunidades cuenten con agua purificada, esto con el objetivo de evitar diversas enfermedades sobre todo en comunidades con bajos recursos.

En este sentido la Organización Mundial de la Salud (OMS) desarrolló un programa llamado Programa de ASS (Programa de Agua, Saneamiento y Salud) que tiene como objetivo minimizar las enfermedades relacionadas y residuos.

Este programa apoya al sector salud a que se aborden enfermedades relacionadas con el agua de manera eficaz además de ayudar a otros sectores a comprender y tomar acciones respecto a los impactos que sus actividades ejercen sobre la salud.