Si hay algo que se ha vuelto común en nuestros días son los envases de plástico, pues les damos miles de usos. Todos los alimentos que consumes hoy en día, se transportan en envases de plástico, esto se suma a todas las envolturas de los mismos y también a los utensilios que usamos para consumirlos. Por muchos años se ha pensado en el plástico como algo positivo ya que es un material barato, es impermeable, no alberga bacterias y es resistente, sin embargo, el uso que se le da es casi único, haciendo que su tiempo de uso sea muy corto y que se deseche casi de inmediato, lo que ha provocado una enorme cantidad de basura.

Este artículo también te puede interesar: Consecuencias de la contaminación del agua a través del plástico

Otra de las consecuencias del uso desmedido de envases de plástico es que pueden representar una serie de problemas que perjudican no solo al medio ambiente sino también a la salud de las personas por varias razones. A continuación, vamos a conocer un poco más sobre las consecuencias que puede tener el uso de los envases de plástico de manera cotidiana así como sus afectaciones en el medio ambiente.

¿Por qué los envases de plástico contaminan tanto?

El plástico está constituido de distintos compuestos orgánicos y sintéticos, generalmente son derivados de químicos del petróleo. Muchos de sus componentes difícilmente son reciclables, por lo cual, una vez que cumplen con su ciclo de vida se vuelven basura cuyos elementos que los constituyen no se pueden degradar, resultando en que ese envase se quede en el planeta por millones de años. El mayor problema es que el ser humano le ha dado a los envases de plástico un solo uso, por lo que una vez que cumplen su función, son desechados, cuando lo que se debería de hacer con ellos es reusarlos.

Un estudio presentado por el diario “The Guardian”, dice que cada minuto, en todo el mundo, se utilizan alrededor de un millón de envases de plástico. De hecho se pronostica que para el año 2021 se puede desatar una fuerte crisis de contaminación a nivel mundial y que el principal protagonista de este caos ambiental sea el plástico.

El aumento en la demanda del uso de las botellas y envases de plástico se debe a que estamos acostumbrados a desechar todo y con ello, hemos creado una cultura de consumismo en donde cada vez utilizamos más cosas pero por menos tiempo. Este problema es en todo el mundo, por ejemplo, en China se consumen alrededor de 20 mil botellas de plástico en un segundo. En el año 2016, a nivel mundial se llegaron a utilizar 480 billones de envases de plástico, los cuales, si se pusieran en una fila, llegarían a la mitad de camino de la tierra al sol, un medida inimaginable. Y esto es únicamente lo que se consumió en un año, por lo que si pensamos en todos los años y en que el consumo de los envases de plástico va a la alza, en poco tiempo estaremos rodeados de este material.

¿Se pueden reciclar estos envases de plástico?

Tristemente la realidad es que no como se quisiera, pues de la composición de los envases de plástico en la actualidad, únicamente alrededor de un 7% es lo que se puede reciclar y aprovechar para hacer otro tipo de componentes, el resto son agentes contaminantes, que sólo se convierten en los niveles de basura que año con año se siguen multiplicando.

Es por esta razón que la comunidad científica se encuentra trabajando y realizando diferentes esfuerzos por obtener una serie de materiales que sirvan para crear productos similares a los envases de plástico, pero con otros materiales que reduzcan significativamente el nivel de contaminación que podrían llegar a generar. Pues de lo contrario, este material va a acabar con los espacios naturales que tenemos ya que generalmente estos deshechos terminan en los mares o los bosques, afectando también a la flora y la fauna.

Y entonces, ¿qué se puede hacer para revertir este efecto?

Realmente existen varias alternativas que de forma conjunta, tanto la industria como los seres humanos a nivel individual pueden poner en práctica para evitar que los envases de plástico sigan siendo el mayor porcentaje de basura.

La primera de estas medidas debe de ser la reducción significativa del uso de plástico. A nivel individual, una buena manera de reducir el consumo es elegir en los supermercados los productos que utilizan menos envases de plástico. En los alimentos, generalmente esto también significa que son productos menos procesados y más naturales pues vienen en su presentación natural y sin empaque, como por ejemplo, las frutas y las verduras. En otros productos, puedes fijarte que no traigan doble empaque o procurar comprar los que vienen en tamaño familiar, pues tendrás más producto con menos envases de plástico.

Otra de las acciones que puedes tomar es preferir el uso de otro tipo de envases, por ejemplo, los materiales reciclados, el papel, ya que estos se pueden degradar más rápidamente. Otro material que es menos contaminante que el plástico es el vidrio ya que es mucho más fácil de reciclar y sobre todo, de reutilizar, ya que este tipo de elementos no almacena sabores ni olores, haciéndolos más fáciles de limpiar.

Por último, en el caso del consumo de agua, trata de tener algún recipiente que puedas rellenar en vez de estar comprando envases de plástico, lo mismo si vas a ir a algún restaurante a comprar un jugo o café, ya que con esto se disminuye el uso de materiales como vasos de plástico, popotes, cobertores, entre otros. Puedes llevar también tus cubiertos y recipientes de vidrio para guardar en ellos la comida que quieras llevar.

Estas son sólo algunas de las acciones más simples que se pueden tomar para reducir el consumo de envases de plástico y se pueden beneficiar ampliamente a todas las personas que habitan en este planeta. Más allá de enfermedades y grandes padecimientos, la crisis más fuerte que se puede evitar es la generada por la contaminación, y está en manos de todos el poderla detener.

La mayoría de las personas saben que la contaminación por plástico es uno de los problemas más graves en el medio ambiente y que puede causar daños severos en la flora y fauna que se encuentra en contacto con este tipo de materiales. Poco a poco su uso ha disminuido pero nadie puede negar que la contaminación por plástico es una situación que está en manos de todos erradicar.

Para que seas un poco más consciente de esta situación, vamos a conocer algunos datos importantes sobre la contaminación por plástico, así como algunas medidas que puedes poner en práctica a partir de este momento y así frenar este grave problema que puede hacer desaparecer muchos de los ecosistemas del planeta Tierra

Conozcamos algunos datos de la contaminación por plástico

A nivel mundial se producen 300 millones de toneladas de plástico al año, ¿te puedes imaginar esta cantidad de plástico junta? Ahora piensa en qué pasaría después de diez años y así de forma sucesiva. Para hacer un poco más de conciencia al respecto de la contaminación por plástico, debes de saber que de esos 300 millones de toneladas que se producen, 9 son las que llegan directamente a los diferentes cuerpos acuíferos en todo el mundo.

9 millones de toneladas terminan en ríos, mares, lagos y lagunas en todo el mundo, lo que afecta el crecimiento de la flora y fauna propia de los ecosistemas marinos. Cabe mencionar que el plástico es uno de los elementos con más lenta degradación, esto significa que de todo el plástico que llega a los mantos acuíferos, una pequeñísima parte es la que se logrará reciclar.

Según algunos expertos, se estima que para el año 2050 la contaminación por plástico sea tal, que los mares y ríos tengan mayor cantidad de plásticos en sus superficies que peces o cualquier otro tipo de flora o fauna, lo cual es sumamente alarmante y en nuestras manos se encuentra la posibilidad de disminuir este problema de la contaminación por plástico, un enemigo que afecta a todos en diferentes niveles.

Reusa, reutiiza

El plástico es algo que se tiene que usar puesto que tiene propiedades que lo hacen portátil y de uso más sencillo que otro tipo de materiales; sin embargo, también es un hecho que este tiene la propiedad de reusarse, lo cual lo hace mucho más práctico.

Según algunas estadísticas a nivel mundial, el 40% del plástico que se utiliza en el planeta corresponde a artículos que se usaron solamente una vez. Esto qué significa que un envase de algún jugo o refresco embotellado se compró, consumió y posteriormente se tiró a la basura, cuando en muchas ocasiones ese contenedor podría ser vuelto a utilizar en otro tipo de actividad, reduciendo así la contaminación significativamente.

Menos bolsas, más vida y calidad

Es un hecho que alrededor del mundo la tendencia es no utilizar bolsas de plástico para transportar cosas, cada vez es más común ver tiendas que entregan bolsas de papel o incluso bolsas de tela las cuales en muchas ocasiones son más resistentes y se pueden utilizar por un largo periodo. Para que te des una idea, en Estados Unidos las personas usan en promedio 365 bolsas por persona al año ¿lo podrías multiplicar por la población total de EEUU?.

No es una novedad que algunos países en el mundo están muy conscientes y comprometidos con el bienestar del planeta y tratan temas como la contaminación por plástico como algo muy serio y que nos afecta a todos. Un claro ejemplo es Dinamarca, donde la media anual de ocupación de bolsas de plástico es de cuatro por persona, sí, 361 bolsas menos que el país norteamericano, una cifra realmente interesante.

¿Qué genera la contaminación por plástico?

Específicamente en los diferentes cuerpos de agua del mundo una serie de problemas como:

  • Extinción de especies marinas
  • Contaminación de alimentos que se extraen del mar (ejemplo: la sal marina)
  • Falta de realización de procesos naturales y que los diferentes cuerpos acuáticos se llenen de algas y flora nociva como mecanismo de defensa.
  • La desaparición y sequía de diferentes cuerpos de agua.
  • La falta de pureza en el agua que se encuentra en esos cuerpos.

La contaminación del mar es un problema cada vez más grande ya que además de ser un gran ecosistema también es fuente de alimentación de una gran variedad de seres vivos y al agravarse, pone en peligro la existencia de muchas especies dentro del planeta. Pero ¿qué es lo que causa la contaminación del mar? En las siguientes líneas te lo explicamos.

La contaminación del mar tiene que ver con todos los desechos que el ser humano produce. Los plásticos son uno de los contaminantes más comunes del mar y van desde los más pequeños como los popotes, hasta aquellos como botellas, recipientes o hasta redes de plástico que la gente utiliza en la playa y deja en la arena, produciendo que muchas especies de enrollen y mueran.

Otros contaminantes muy comunes son los residuos de los barcos; diversas plantas se encargan de almacenar grandes contenedores de residuos químicos que algunos meses después son tirados directamente en el mar, provocando que las especies de flora y fauna que allí habitan se enfrenten a graves problemas.

Existen otros elementos que producen contaminación del mar, tal es el caso de las pilas o baterías. Estas contienen químicos que llegan a destruir a toda la flora y fauna que se encuentre alrededor de ellas, de ahí que la recomendación siempre sea utilizar de las que son recargables y desecharlas de manera responsable en contenedores especiales.

Modifica la cadena alimenticia

Seguro has escuchado hablar de la cadena alimenticia, donde las especies se alimentan entre sí para sobrevivir. Esto es normal en la naturaleza, sin embargo, la contaminación puede afectar a que las especies se reproduzcan y provocando la sobrepoblación de otras.

Hay que ser consiente de nuestras acciones

Como te puedes dar cuenta, el problema no es tan pequeño como pudiera parecer, verdaderamente es algo grave que afecta a todo mundo. No se trata de crear alarma, sin embargo, si se sigue contaminando a este ritmo seguramente no pasará mucho tiempo para que extingan más especies.

El compromiso es de todos, pequeñas acciones pueden ayudar a que se arme una gran cadena que permita que las especies vivan por mucho tiempo y que la contaminación del mar no sea un problema que ponga en peligro la sobrevivencia del mismo hombre sobre la tierra. Pongamos todos de nuestra parte

Las consecuencias de la contaminación del agua son muy graves, los efectos no solo son dañinos para los humanos también causan enormes problemas en el ambiente. Los efectos de la contaminación del agua son variados y dependen de qué productos químicos se descarguen y en dónde.

Muchas fuentes de agua cerca de las áreas urbanas como ciudades o pueblos, se encuentran altamente, contaminadas, esto se debe a que la basura producida por los humanos. Un ejemplo son los productos químicos peligrosos que legal o ilegalmente son vertidos por las industrias manufactureras, centros de salud, escuelas o mercados. Otra fuente de contaminación es plástico que tarda cientos de años en desaparecer del planeta. Pero, ¿cuáles son las consecuencias?

Consecuencias de la contaminación del agua


La contaminación del agua altera la cadena alimenticia, contaminantes como plomo y cadmio son ingeridos por pequeños animales. Más tarde, estos animales son consumidos por peces y, así, la cadena alimenticia continúa siendo alterada en todos los niveles.

Eventualmente, los humanos también se ven afectados por este proceso. Las personas pueden contraer enfermedades y en muchas ciudades de pocos recursos pueden existir brotes de cólera y enfermedades como resultado de un tratamiento deficiente del agua potable.

Consecuencias de la contaminación del agua por plástico

La contaminación por plástico en el agua se produce cuando ese material se ha acumulado en un área y ha comenzado a afectar negativamente el medio ambiente ocasionando problemas para las plantas, la vida silvestre e incluso la población humana.
Si bien, el plástico es un material increíblemente útil está hecho de compuestos tóxicos que causan enfermedades, y debido a su durabilidad, no es biodegradable.

El plástico está en todas partes, en la pesca comercial, las redes utilizadas para ciertas operaciones de arrastre a gran escala suelen ser de plástico. En primer lugar, estos pasan mucho tiempo sumergidos en el agua, filtrando toxinas a voluntad, pero también a menudo se rompen o se pierden, dejándolos dondequiera que caigan. Esto no solo mata y daña la vida silvestre local, también asegura que los contaminantes entren al agua y maten a seres vivos de la zona.

Los plásticos contaminantes incluso afectan a los organismos más pequeños del mundo. Cuando estos organismos se envenenan debido a la ingestión de plástico, causan problemas a los animales más grandes que dependen de ellos para obtener alimentos.

La mayor parte de la basura y la contaminación que afecta a los océanos del mundo también se deriva de los plásticos. Esto ha tenido terribles consecuencias en muchas especies marinas.

¿Y en el aire? La quema de plástico al aire libre conduce a la contaminación ambiental debido a la liberación de sustancias químicas venenosas. El aire contaminado cuando es inhalado, por humanos y animales, afecta su salud y puede causar problemas respiratorios.

¿Cómo prevenir la contaminación en el agua?


Hacer frente a esta situación es algo en lo que todos deben involucrarse así evitamos las consecuencias de la contaminación del agua. Por tu parte puedes probar siguiendo alguno de estos consejos:

-Nunca arrojes basura al agua siempre busca un contenedor. Si no hay, llévatelo a casa y ponlo en su bote de basura.

-No arrojes productos químicos, aceites, pinturas y medicamentos al desagüe del lavabo ni al inodoro.

-Compra líquidos de limpieza más seguros para el medio ambiente y trata de evitar las bolsas y envases de plástico. Evita comprar artículos con demasiado empaque

-Si usas productos químicos y pesticidas en jardines y granjas, ten cuidado y no abuses de ellos. Esto reducirá la escorrentía del químico en las fuentes de agua cercanas.

– No uses por nada del mundo popote

-Consume artículos que vienen en envases reciclables y no plásticos.

En el mundo, existen millones de consecuencias de la contaminación que vivimos día a día, es cuestión de ver a nuestro alrededor y darnos cuenta que parte de lo que se ha destruido en la naturaleza es por el mal uso de recursos naturales y el abuso de contaminantes químicos.

Por ello a continuación enlistamos algunos de los problemas que son más alarmantes para el ser humano ya que implican problemas que podrían terminar con algunos recursos naturales y seres vivos del planeta.

Consecuencias de la contaminación en el aire

Las contingencias ambientales: En el caso de las grandes ciudades como la ciudad de México, es común que se sufra de problemas de contaminación en el aire ya que la alta densidad de población sumado al tráfico automovilístico, causan una gran densidad de partículas toxicas en el aire que se traducen en contaminación ambiental.

Por ello, es común que existan estos programas en que una vez a la semana se debe de limitar el uso del auto, o acciones que son consecuencia de la contaminación en las que exhortan a los ciudadanos a no realizar actividades al aire libre.

Problemas en vías respiratorias: Inhalar aire que se encuentre contaminado es una posible causa de algunos problemas respiratorios cuando se vive en lugares donde los niveles de contaminación en el aire son altos. Suele ser común que la gente sienta algunas molestias como: ojos irritados y llorosos, escurrimiento nasal o hasta una ligera hinchazón de la garganta. Esto porque el aire que circula no está en las mejores condiciones y causa ciertas reacciones en nuestro cuerpo.

Consecuencias en el agua

Calentamiento global: Gracias al calentamiento global el clima ha cambiado en casi todo el mundo. Cada vez se vuelve más frecuente que en zonas donde llovía poco ahora no llueva, esto se debe a que se alteran las condiciones del ambiente y el ciclo del agua no realiza sus funciones correctamente. Por consecuencia en diversas partes vemos problemas de sequía y climas mucho más áridos.

En el suelo

La tierra deja de producir: El suelo necesita ciertas condiciones para lograr producir frutos, flores y plantas tanto para purificar el medio ambiente como para satisfacer las necesidades de alimentación del ser humano. Es evidente que el uso de diferentes productos químicos como: solventes, aceites, limpiadores y demás sustancias, dañan las condiciones del suelo provocando que no existan las condiciones necesarias para lograr que la tierra brinde lo que se requiere.

¿Qué nos queda por hacer?

Lo único queda por hacer es ser más responsable y tomar acciones para cuidar nuestros recursos naturales. Cuida, en medida de lo posible, todos los recursos de los que los dispones y trabaja responsablemente para que evites contaminar cualquier recurso.