En un informe reciente por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) clasificó el agua potable en la mayoría de las regiones de México como contaminada. Es decir que la contaminación del agua en México es un problema grave que afecta no solo a zonas rurales sino a todo el país.

Esta nota te puede interesar: Contaminación por plástico y sus consecuencias

Según un estudio, un tercio de los problemas gastrointestinales sufridos por los mexicanos podrían ser causados ​​por suministros de agua contaminados por heces.

Causas de la contaminación del agua en México

Los viejos sistemas de drenaje y distribución de agua, con al menos 50 años de antigüedad, pueden ser la causa de la mala calidad del agua, develó la OCDE. De hecho, la ingeniería hidráulica de México se remonta a la época prehispánica.

Un problema importante de la contaminación del agua en México en el siglo XXI es la escasez de agua, dicen los ecologistas. Más de la mitad de la tierra de la nación es árida e improductiva. El problema se exacerba cuando la mayor parte del agua disponible es no potable en su mayoría. En ese sentido, la OCDE recomienda que México se realicen inversiones en el tratamiento y distribución del agua para apoyar a una población en crecimiento.

Problemas de la contaminación del agua en México

En México, uno de los factores que más afecta los problemas relacionados con el agua es su distribución. Actualmente, más de 12 millones de personas carecen de agua potable, especialmente en las zonas rurales.

La contaminación del agua en Mexico en gran parte se debe a la descarga de residuos domésticos, industriales, agrícolas y mineros. A pesar de tener la infraestructura para recibir agua potable, necesitan filtrar su agua a través de sistemas de purificación doméstica o comprarla a un bien privado.

A pesar de la crítica situación de la disponibilidad de agua y de los millones de pesos invertidos por el gobierno en la promoción de medidas de conservación, las redes de distribución en las ciudades están obsoletas y carecen de un mantenimiento adecuado, alcanzando hasta un 35% de pérdida de agua a través de estos sistemas.

Por otro lado, México se encuentra clasificado como un país predominantemente semiárido, con problema de escasez de agua para la mayoría de la población debido a la distribución de las fuentes naturales y las precipitaciones. La precipitación anual es inferior a 500 mm en el 52% del territorio, por encima de 2,000 mm en el 7% del territorio y por encima de los 3,200 mm por año solo en los estados de Veracruz, Tabasco y Chiapas.

El sistema utilizado para suministrar agua al Valle de México genera más de dos mil millones de toneladas de dióxido de carbono por año, lo que contribuye significativamente al calentamiento global.

Al igual que en el Valle, los sistemas de distribución de agua en todo el país requieren un monitoreo constante para detectar fugas y reparar redes obsoletas. Además de estas acciones, se debe promover una cultura de ahorro de agua y se debe crear infraestructura para aprovechar adecuadamente la lluvia, aconsejan los investigadores.

El problema del suministro de agua en la Ciudad de México ha provocado una explotación clandestina de pozos. La extracción de agua subterránea ha hecho que la ciudad se hunda, hasta 30 centímetros por año. Por ejemplo, la Basílica de Guadalupe en el Centro Histórico ha requerido inversiones de más de 300 millones de pesos para reparar los daños causados ​​por su hundimiento.

La sobre- explotación de los acuíferos deteriora la calidad del agua debido a la intrusión salina y la migración de agua fósil concentrada naturalmente. Un ejemplo claro de este caso en México es en Laguna, una región de Coahuila y Durango, con una grave contaminación por arsénico, ya que si bien se extraen 1,020 millones de metros cúbicos cada año, solo se reponen 519 millones.

Finalmente, Cuatro Ciénegas en Coahuila, es otro de los casos graves de sobre- explotación del agua en el país. Este lugar es una colección de cuerpos de agua aislados en el desierto con una gran cantidad de organismos endémicos de agua y estromatolitos. El nivel del agua en este valle ha disminuido enormemente, causando la muerte y la extinción de estos valiosos seres. Este desastre ambiental, debido a la extracción irracional de agua en este ecosistema invaluable, obedece a los intereses industriales regionales.

El consumo excesivo de cualquier cosa hace que ésta se termine, de ahí la frase que dice que «todo por servir se acaba», y precisamente con los recursos del planeta Tierra sucede lo mismo ya que podría terminarse debido al deterioro ambiental, lo peor del caso es que el hogar del ser humano podría desaparecer en menos tiempo de lo que pensamos.

Este artículo también te puede interesar: ¿Cómo se contamina el agua? Acciones para evitarlo

Pero para que sea entendido de una mejor manera, a continuación te explicaremos de una forma breve de qué se trata el deterioro ambiental, las consecuencias que podría llegar a generar, así como las medidas que se podrían tomar en cuenta para evitar que este fenómeno continúe avanzando y generando más problemas para que todos los componentes del ecosistema se vayan terminando. A veces las soluciones están más cerca de lo que podría imaginarse y con poco se pueden realizar grandes cambios, así que revisa la información que te damos a continuación y toma cartas en el asunto.

¿Qué es el deterioro ambiental?

Su nombre lo indica pues es el cambio perjudicial en las condiciones de la atmósfera y del ambiente en general, haciendo que el entorno modifique sus características y que esto produzca que las distintas especies del planeta se enfrenten a condiciones adversas para poder subsistir. En otras palabras, significa que el ser humano ha explotado tanto los recursos del planeta que si antes estos se renovaban de manera sencilla, debido al deterioro ambiental cada vez se vuelva más complicado debido a que se acaban más rápido que lo que se pueden replicar, dificultando el avance del planeta en términos generales.

¿Cuáles son las causas de este deterioro ambiental?

Realmente existen muchas causas que a continuación se nombrarán y explicarán, sin embargo, una parte que es muy importante tener en cuenta es que es el ser humano, como especie, que no ha sabido controlar diferentes indicadores y que ha arrasado con los recursos que tiene disponibles para producir bienes y servicios que han desencadenado el desequilibrio de los ecosistemas y con ello el deterioro ambiental, de tal manera que existen algunos daños que al día de hoy podrían resultar irreversibles.

Dentro de las causas más comunes del deterioro ambiental destacan las siguientes:

  • Contaminación: tanto en el agua, aire y suelo, lo cual produce una serie de emisiones de dióxido de carbono y otros gases contaminantes que a la larga se vuelven algunos de los principales destructores de los ecosistemas, alimentando a su paso el deterioro ambiental.
  • Acciones cotidianas nocivas: como por ejemplo el uso de productos en aerosol que podrían parecer inofensivos pero traen grandes problemas de contaminación. Adicional a esto, prender un asador de comida o una chimenea, en general la quema de diferentes materiales al aire libre ya que puede llegar a ser tan fuerte y nociva que incluso se generen incendios forestales que son un gran generador del deterioro ambiental.
  • Desarrollo industrial: desde que apareció la máquina de vapor se han desarrollado nuevas industrias y ha crecido el número de plantas que producen cientos de millones de productos diariamente en todo el mundo. ¿Te imaginas el nivel de contaminantes que producen esas plantas? Sumado a esto, la poca regulación ambiental que existe alrededor de éstas y que entonces, contribuyen en sobremanera a generar el deterioro ambiental debido a que no se toman medidas para controlarlas.
  • Explosión demográfica: el que cada vez haya más personas en todo el planeta genera mayor cantidad de necesidades de alimentación, transporte, entretenimiento, entre otros, y con ello aumenta el nivel de consumo de productos y servicios desembocando más cantidad de contaminación a nivel general. Mientras más personas habiten el planeta, más grande será el deterioro ambiental.
  • Consumo irracional de los recursos naturales: el usar agua de los ríos y lagos, la tala de árboles y el consumo excesivo de todos los recursos que provienen del suelo son otros de los problemas que se vuelven aliados del deterioro ambiental, de ahí que muchas empresas busquen realizar acciones que detengan un poco la sobre explotación que está sucediendo con los recursos naturales que existen.

¿Cuáles son los problemas a mayor escala?

Si todo esto se combina, se va a ir desgastando al planeta, favoreciendo el deterioro ambiental. Todo esto genera diferentes consecuencias que ya los ecosistemas están resintiendo poco a poco. Algunos de los problemas que seguirán apareciendo con el deterioro ambiental, son los siguientes:

  • Calentamiento global: ¿Te das cuenta que las temperaturas cada vez son más extremas: los fríos más crudos y el calor más intenso? Pues esto se debe básicamente al calentamiento global que es generado por todos los factores que provocan que el planeta se vuelva una especie de olla de presión y que el deterioro ambiental sea cada vez mayor.
  • Enfermedades más graves: el agua, el aire e incluso, el suelo donde cultivamos nuestros alimentos cada vez tienen menor calidad, por lo que se han vuelto incubadoras de bacterias que generan enfermedades para los seres humanos, que pueden llegar a provocar hasta la muerte.
  • Disminución de la biodiversidad: el que algunas especies se encuentren en peligro de extinción, que otras hayan desaparecido y que incluso algunas muten, se debe básicamente a todo lo relacionado con el deterioro ambiental, esto aunque podría parecer natural, no lo es. El que es una especie falte en un ecosistema puede provocar graves problemas en las cadenas alimenticias y con ello la sobrepoblación de otras especies, generando un desequilibrio ambiental.
  • Falta de recursos naturales: que cada vez haya menos agua, que falten árboles, que los espacios con aire puro cada vez sean más limitados, también se debe a que el deterioro ambiental se desarrolla de tal manera que está terminando con ello.

En la actualidad hay algunos términos que tienen que ver con el medio ambiente que lamentablemente resultan cada vez más frecuentes en el vocabulario de las personas; uno de ellos es el de “lluvia ácida”, que probablemente habrás escuchado o leído recientemente. Mucha gente habla de este término sin embargo, no tiene muy claro de qué se trata o cómo se da este tipo de fenómeno que dañan nuestra salud y a la naturaleza.

Este artículo también te puede interesar: Conoce el ciclo del agua paso a paso

Es por esa razón que a continuación te vamos a explicar de qué se trata la lluvia ácida, qué fenómenos son los que la originan, qué tan grave es este problema para el planeta en el que habitamos, así como las consecuencias que puede llegar a detonar si no se toman cartas en el asunto. De igual manera, te vamos a compartir algunas de las medidas que puedes llevar a cabo para detener la lluvia ácida, así que continúa leyendo para conocer con mayor detalle y detenimiento.

¿Qué es la lluvia ácida?

La lluvia ácida es un tipo de precipitación, que bien puede ser líquida, en forma de nieve, como niebla o hasta de partículas sólidas que se caracterizan por contener altas concentraciones de ácidos disueltos, principalmente ácido sulfúrico y nítrico, y que en interacción con la lluvia, caen a la tierra. El material que está contenido en la lluvia ácida no es natural y puede ser dañino.

¿Cómo se produce?

Todo surge o comienza por el tema de la contaminación atmosférica, ya que si no fuera tan frecuente, entonces, la lluvia ácida no se presentaría de una forma tan constante y agresiva como ha sucedido en la tierra en las últimas décadas. El proceso tiene que ver con todos los contaminantes que se producen y que son emitidos por algunas máquinas con las que se encuentra en contacto el ser humano, así como las plantas de carbón generadoras de electricidad, las fábricas y hasta algunos automóviles.

Ese tipo de máquinas son las que utilizan una serie de combustibles fósiles para poder funcionar, ya que mientras se operan y producen combustión de los diferentes combustibles, en automático liberan varias sustancias como es el caso del dióxido de azufre y los óxidos de nitrógeno, que reaccionan con el agua y el oxígeno en las nubes, convirtiendo las precipitaciones naturales en lluvia ácida, evidentemente generando un proceso de alteración del líquido. También el viento juega un papel importante, pues este transporta este tipo de sustancias y las hace entrar en contacto con las diferentes concentraciones de agua que se encuentran condensadas en las nubes, además la distancia a la que las puede llevar es de miles de kilómetros.

Uno de los mayores problemas de la lluvia ácida es que cuando sucede, no se puede utilizar de manera tan productiva el agua de lluvia ya que contiene todos estos contaminantes que le quitan las propiedades benéficas a este recurso vital.

¿Qué consecuencias puede generar?

Evidentemente, como cualquier acción contaminante, la lluvia ácida puede perjudicar al ser humano y al medio ambiente, además de generar una serie de alternaciones en los diferentes ecosistemas del planeta. Entre las consecuencias más comunes se destacan las siguientes:

  • Altera la composición natural de diferentes cuerpos acuíferos como el caso de algunos lagos, ríos, pantanos o arroyos, incapacitándolos como fuentes de agua potable.
  • Con la alternación de la composición del agua, se produce también cierto nivel de toxicidad en ésta, haciendo así que se afecte la vida de algunas especies que habitan en estos cuerpos de agua, tal es el caso de animales como cangrejos de río, mejillones, anfibios, así como diferentes tipos de peces.
  • Al perjudicar a las especies antes mencionadas, de forma indirecta, otra de las consecuencias de la lluvia ácida es que se altera la cadena alimenticia. En algunas partes del planeta se ha llegado a extender el efecto de este tipo de fenómenos a especies que no viven en el agua pero que se alimentan de animales que viven ahí como es el caso de algunas aves o mamíferos más grandes.
  • Las consecuencias no únicamente se quedan en el agua, puesto que esta fluye también hacia la tierra, ya sea por medio de sistemas de riego hechos por humanos o como filtraciones hacia el subsuelo, y es por eso que con fenómenos como la lluvia ácida se contaminan también bosques y selvas, dificultando que se puedan absorber los nutrientes de una forma correcta para los árboles y diferentes tipos de plantas, como lo son las coníferas y otros tipos de especies de árboles.
  • Al no haber una absorción adecuada en las plantas del agua esto también puede desatar que algunas especies menos deseadas generen mayor resistencia y se conviertan en plaga, o también que la capacidad para reproducirse sea de mucho menor o peor calidad para las diferentes especies vegetales.
  • En el caso del ser humano, la lluvia ácida lo daña a través del contacto con la piel u otras mucosas como los ojos, aunque también esta comprobado que las partículas que contienen este tipo de precipitaciones al ser transportadas por el viento e inhaladas, pueden generar algunas enfermedades respiratorias.

¿Se puede hacer algo para combatir la lluvia ácida?

Seguramente que después de haber leído todo lo anterior, ésta fue la pregunta que quedó en tu mente. Las acciones que se pueden emprender son varias, pero sin duda, todas tienen una raíz común y ésta es que se reduzca de forma significativa el uso de máquinas que generen contaminación tales como los autos o las que se utilizan en las fábricas, así como el uso de asadores de comida y el quemar cualquier tipo de material. En conclusión, se debe procurar tener un medio ambiente mucho más armónico y equilibrado. La solución para evitar problemas como la lluvia ácida está en manos de todos.

Tambíen te puede interesar:

La deshidratación ocurre cuando se pierde más líquido del que se ingiere y el cuerpo no tiene suficiente agua y otros líquidos para llevar a cabo sus funciones normales. Si no se reemplazan los líquidos perdidos, el cuerpo se deshidratará.

Te pude interesar: Componentes del agua: conócelos

Cualquiera puede deshidratarse, pero la condición es especialmente peligrosa para niños pequeños y adultos mayores. La causa más común de deshidratación es diarrea severa y vómitos.

La deshidratación también puede ocurrir en cualquier grupo de edad si no se bebe suficiente agua durante los días de calor, especialmente si se hace ejercicio vigorosamente. Por lo general, se puede revertir la deshidratación leve a moderada tomando más líquidos, pero la deshidratación severa requiere tratamiento médico inmediato.

Riesgos de deshidratación en distintos grupos

Hidratación

La sed no siempre es un indicador temprano confiable de la necesidad de agua del cuerpo. Muchas personas, especialmente adultos mayores no sienten sed hasta que ya están deshidratados. Por ello es importante aumentar la ingesta de agua durante el calor o cuando estás enfermo.

Bebés y niños: El grupo con mayor probabilidad de experimentar diarrea severa y vómitos, son los bebés y los niños, especialmente vulnerables a la deshidratación. Los niños pequeños a menudo no pueden decirle que tienen sed, ni pueden tomar una bebida para ellos mismos.

Adultos mayores: A medida que envejece, la reserva de líquidos de su cuerpo se vuelve más pequeña, su capacidad para conservar agua se reduce y su sentido de la sed se vuelve menos agudo.

Personas que trabajan o hacen ejercicio al aire libre: Cuando hace calor y está húmedo, aumenta el riesgo de deshidratación y de enfermedades por el calor. Esto se debe a que cuando el aire está húmedo, el sudor no se puede evaporar y enfriar tan rápido como normalmente lo hace, y esto puede provocar un aumento de la temperatura corporal y la necesidad de más líquidos.

Personas con enfermedades crónicas: Tener diabetes no controlada o sin tratamiento los pone en un alto riesgo de deshidratación. La enfermedad renal también aumenta su riesgo, al igual que los medicamentos que aumentan la micción. Incluso tener un resfriado o dolor de garganta lo hace más susceptible a la deshidratación porque es menos probable que sientas ganas de comer o beber cuando estás enfermo.

Las causas de deshidratación incluyen:

Diarrea, vómitos: La diarrea severa y aguda, es decir, la diarrea que aparece repentinamente y con violencia, puede causar una pérdida tremenda de agua y electrolitos en un corto período de tiempo.

Fiebre: En general, cuanto más alta sea la fiebre, más deshidratado se puede quedar. El problema empeora si tienes fiebre además de diarrea y vómitos.

Sudoración excesiva: Si realiza una actividad vigorosa y no reemplazas los líquidos a medida que avanza, puedes deshidratarte. El clima cálido y húmedo aumenta la cantidad de sudor y la cantidad de líquido que pierde.

Aumento de la micción: Esto puede deberse a diabetes no diagnosticada o no controlada. Ciertos medicamentos, como los diuréticos y algunos medicamentos para la presión arterial, también pueden causar deshidratación, generalmente porque causan que orines más.

¿Cómo prevenir la deshidratación?

Para prevenir la deshidratación, se recomienda beber muchos líquidos y consumir alimentos ricos en agua, como frutas y verduras. Es posible que las personas necesiten tomar más líquidos si están experimentando condiciones como:

Ejercicio agotador. En general, es mejor comenzar a hidratarse el día antes del ejercicio vigoroso. Producir mucha orina clara y diluida es una buena indicación de que estás bien hidratado. Durante la actividad, repone los líquidos a intervalos regulares y continúa bebiendo agua u otros líquidos después de que hayas terminado.

Clima caliente o frío. Necesitas beber agua adicional en climas cálidos o húmedos para ayudar a bajar la temperatura de tu cuerpo y para reemplazar lo que pierde a través de la sudoración. También es posible que necesites agua adicional en climas fríos para combatir la pérdida de humedad del aire seco, especialmente en altitudes elevadas.

Una de las fuentes de contaminación más frecuentes en el ambiente y principalmente, en el agua son los plásticos. Muchos de ellos tardan cientos de años en reciclarse y cuándo ingresan, por ejemplo, en el mar dañan gravemente su flora y fauna.

Te puede interesar también: ¿Cómo se contamina el agua? Acciones para evitarlo

Los plásticos son sustancias orgánicas formadas por macro células llamadas polímeros. Estos polímeros son grandes grupos de monómeros unidos por un proceso químico llamado polimerización. En este estado es cuando el material se puede manejar en las formas que existen hoy en día.

Los plásticos proporcionan el equilibrio necesario de propiedades que no se pueden lograr con otros materiales como: color, peso ligero, tacto suave y resistencia a la degradación ambiental y biológica.

Tipos de plásticos

Natural: Son polímeros cuyos monómeros se derivan de productos naturales con ciertas características, por ejemplo, celulosa, caseína y caucho. Pueden ser derivados de celulosa como el celuloide, el celofán y el cellon. Y derivados de caucho que incluyen caucho y ebonita.

Sintético: Aquellos que se originan en productos hechos por el hombre, principalmente productos derivados del petróleo como bolsas de polietileno.

Termoplásticos: Es un plástico que a temperatura ambiente se convierte en líquido cuando se calienta y se endurece a un estado vítreo cuando se enfría lo suficiente. La mayoría de los termoplásticos son polímeros de alto peso molecular, cuyas cadenas asociadas son a través de fuerzas débiles, fuertes interacciones y enlaces de hidrógeno. Los polímeros termoplásticos se diferencian de los polímeros termoestables que después de calentarlos y moldearlos pueden sobrecalentarse y otros objetos, como en el caso de los termoestables.

Clasificación de los plásticos

Botella de plastico

Para clasificar a los plásticos, fabricantes colocan un código SPI o número en cada producto plástico generalmente moldeado en la parte inferior. Aquí la clasificación de plásticos más usada:

  • Polietileno tereftalato PET. Este tipo de plástico incluye materiales como el polietileno PE, la resina termoplástica más utilizada del mundo. Obtenido a través de la polimerización del etileno, el polietileno es un sólido ceroso, incoloro e inodoro. Es soluble a 60 a 80 ° C en algunos disolventes orgánicos y no suele ser plastificado.

El polietileno viene en dos tipos: PE de baja densidad (LDPE) y PE de alta densidad (HDPE). Se utiliza para hacer bolsas de plástico, películas adhesivas, recipientes de botellas, juguetes, tubos flexibles o cisternas.

  • Polietileno de Alta Densidad (HDPE). Se usa en envases de líquidos de limpieza, también lo encontramos en bolsas de residuos. 
  • Policloruro de vinilo PVC. La familia de polímeros de vinilo contiene un gran número de materiales termoplásticos, entre los que se encuentran:

El cloruro de polivinilo (PVC), puede presentarse en muchas formas, en polvo, gránulos, en pasta. El PVC flexible se puede usar para hacer textiles recubiertos para prendas de vestir y artículos de cuero, revestimientos de aislamiento, cinta adhesiva o lona. El PVC rígido se puede usar para tuberías de saneamiento, ventanas, persianas, cables eléctricos, superficies y empaques de alimentos o químicos.

  • Polietileno de Baja Densidad (LDPE). Este plástico es habitual es bolsas, envases de cartón y vasos para líquidos fríos o calientes.
  • Polipropileno (PP). Se encuentra en los envases de yogurt, en los contenedores de alimentos para llevar entre otros. Tolera altas temperaturas.
  • Poliestireno PS. Existen diferentes categorías de PS: PS estándar o “cristal” debido a su aspecto transparente (es particularmente rígido y frágil), el PS de alto impacto, el PS resistente al calor y el PS expandido (burbujas de gas). Se utiliza para hacer recipientes de comida, gabinetes de baño, el interior de la nevera y las puertas del congelador.
  • Cubre todos los demás plásticos que sean más difíciles de reciclar. Estos son algunos ejemplos: el acrilonitrilo butadieno estireno (ABS), conocido por su fuerza y ​​rigidez, se utiliza en instrumentos musicales, cabezas de palos de golf, moldura, equipaje y electrodomésticos de cocina pequeños.

Ahora que ya conoces la clasificación de los plásticos es importante que tomes en cuenta el impacto que tiene este material y comenzar a tomar acciones para evitar contaminar nuestro planeta.