De acuerdo a datos de la BBC, se estima que en el 2015 se produjeron 6.300 millones de toneladas de residuos plásticos aproximadamente. Aunado a ello, cada minuto se compran millones de botellas de plástico en todo el mundo y se dice que el número aumentará otro 20% para 2021, lo que creará una crisis ambiental que algunos investigadores pronostican que será tan grave como el cambio climático.

El plástico es un material polimérico, no biodegradable y tiende a persistir en ambientes naturales. Además, muchos productos de plástico y materiales de empaque que representan aproximadamente el 50 por ciento de todos los plásticos producidos, no se desechan en lugares especiales para su posterior remoción como pueden ser vertederos, centros de reciclaje o incineradores.

En su lugar, se eliminan de forma inadecuada en o cerca del lugar donde terminan su utilidad para el consumidor. Así es como los vemos en el suelo, arrojados por la ventanilla de un automóvil, amontonados en un contenedor de basura ya lleno, o arrastrados por una ráfaga de viento. Cuando eso sucede, inmediatamente, comienzan a contaminar el medio ambiente. ¿Cuánto demoran en desaparecer del ambiente las botellas de plástico? Según los expertos, normalmente pueden demorar hasta 450 años o más.

La mayoría de las botellas de plástico utilizadas para envasar refrescos y agua están hechas de tereftalato de polietileno (PET), que es altamente reciclable. Pero a medida que su uso se dispara en todo el mundo, los esfuerzos para recolectar y reciclar las botellas para evitar que contaminen los océanos, no se mantienen.

Las botellas de plástico a base de petróleo como el PET no se descomponen de la misma manera que lo hace el material orgánico. La madera, el pasto y los restos de alimentos se someten a un proceso conocido como biodegradación.

La acumulación de botellas de plástico causan problemas al ambiente. Por supuesto, el plástico enterrado en un vertedero rara vez ve la luz del día. Pero en el océano, que es donde terminan muchas bolsas de comestibles desechadas o botellas de plástico, reciben tanta luz como el agua. Esa situación es muy grave. ¿Por qué? Las botellas de plástico o bolsas terminan en las entrañas de los animales o a la orilla de la costa, donde es más probable que los humanos entren en contacto directo con las toxinas.

¿Cómo evitarlo?

Desde una perspectiva de sostenibilidad, es importante responder a la pregunta de cuánto tiempo demora varios tipos de basura en descomponerse. De hecho, deberíamos reducir el consumo de productos que demoran mucho tiempo en los vertederos para que se descompongan por completo.

De igual forma, el aumento del volumen de desechos es una preocupación importante para la humanidad. La mejor manera de lidiar con este problema es evitar los productos que tardan más de un año en descomponerse en vertederos, a través de un diseño pro activo para el reciclaje.

¿Plástico biodegradable?

Una solución a este desastre ambiental es el plástico biodegradable. Hay dos tipos actualmente en el mercado: plástico hidro-biodegradable a base de plantas y plástico oxo-biodegradable a base de petróleo. Este tipo de plástico se descompone en agua y dióxido de carbono entre 47 a 90 días, cuatro veces más rápido que una bolsa a base de PET que flota en el océano. Pero las condiciones deben ser correctas para lograr este tipo de resultados. Este material se descompone más eficientemente en instalaciones de compostaje comercial a altas temperaturas. Cuando está enterrado en un vertedero, puede permanecer intacto al igual que una bolsa de plástico hecho de petróleo.

Otros materiales que tardan años en degradarse

Latas de aluminio: tardan entre 80 y 200 años en vertederos para descomponerse por completo.

Vidrio: Normalmente, el vidrio es muy fácil de reciclar, principalmente por el hecho de que el vidrio está hecho de arena. Simplemente rompiendo el vidrio y fundiéndolo, podemos producir vidrio nuevo. Pero el hecho sorprendente es que si el vidrio se desecha en los vertederos, lleva millones de años en descomponerse. Y según algunas fuentes, no se descompone en absoluto.

Residuos de papel: se demora de dos a seis semanas en un relleno sanitario para descomponerse por completo. Si reciclamos artículos de papel, podemos ahorrar fácilmente una gran cantidad de espacio en el relleno sanitario, al tiempo que reducimos los requisitos de energía y material virgen para hacer papel no reciclado.

0 comentarios

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Miércoles, noviembre 23, 2016