La contaminación del agua tiene lugar en lagos, ríos, océanos y aguas subterráneas y representa un problema muy importante especialmente en medida que crece la producción de sustancias potencialmente dañinas. Con el calentamiento global y el cambio climático, nuestro planeta atraviesa una aguda crisis de agua. Además, con el crecimiento de la población los recursos hídricos también se están contaminando a un ritmo acelerado.

Si bien no existe una medida única para detener la contaminación del agua, existen varias cosas que podemos hacer para reducir la contaminación.

¿Cómo evitar la contaminación del agua?

 

  • Usa menos plástico. El plástico que consumimos puede tardar más de cinco siglos antes de degradarse, por lo tanto, procura consumir la menor cantidad posible de productos de este material y reutiliza los envases tantas veces como sea posible, además usa botellas de vidrio que son más amigables con el medio ambiente. Estas acciones limitan el consumo de plástico y en consecuencia, menos residuos terminarán en los ríos, lagos y océanos del mundo.
  • No deseches aceites en el fregadero, mejor recolecta el aceite en una botella y tíralo a la basura.
  • Productos químicos de limpieza. Al igual que los aceites, los productos químicos de limpieza contaminan cuando entran en contacto con el agua, procura desechar los restos de estos en el bote de basura y no en el fregadero.
  • Nunca tires los medicamentos en el escusado. Colócalos en una bolsa y tíralos en la basura.
  • Utiliza el lavavajillas y la lavadora en carga completa, así ahorras agua.
  • Limita el consumo de detergentes. En su lugar, usa productos ecológicos biodegradables, aunque pueden ser más caros, representan una buena inversión.

Otras medidas para no contaminar el agua en el hogar:

  • Todo el mundo desea un buen jardín en su casa, pero es increíble la cantidad de agua que desperdiciamos en su mantenimiento. Instala en tu vivienda un colector de agua de lluvia para que puedas usarla para regar tu césped y plantas, además, evita los pesticidas.
  • Tanques sépticos. Si tienes un tanque séptico, asegúrate de que drene directamente al sistema de alcantarillado.
  • Usa agua con moderación. En el baño, cierra el grifo mientras cepillas tus dientes y toma duchas de 10 minutos y reutiliza el agua para el escusado, regar plantas y lavar el auto.
  • Si ves a alguien tirando basura cerca del agua, pídele que la tire en otro lugar, si encuentras basura en el piso, recógela, ponla en una bolsa y tírala cuando llegues a casa. Es fácil pensar que alguien más hará el trabajo, pero todos podemos ayudarnos mutuamente y a nuestro entorno con pequeñas acciones.
  • Evita la contaminación química. Si notas que alguien arroja productos químicos al agua, o si te enteras de un incidente de este tipo, avisa a las autoridades.
  • Consume productos orgánicos. Si bien muchos disfrutamos comiendo carne, es importante pensar en el impacto ecológico de las granjas industriales. Estos establecimientos producen enormes cantidades de residuos, lo que daña los suministros de agua cercanos, siempre que sea posible, compra carnes orgánicas.
  • Únete a las organizaciones de conservación de agua. Si tienes tiempo, puedes colaborar con una organización de conservación de agua o donar dinero. Incluso las pequeñas donaciones pueden tener un impacto positivo en aquellos que luchan por mantener nuestro suministro de agua seguro y saludable.

¡Ya puedes comenzar a hacer grandes cambios con pequeños esfuerzos! ¡Protege el agua, protege la vida!

0 comentarios

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Miércoles, noviembre 23, 2016