El agua es uno de los recursos más importantes del planeta y fundamental para nuestro cuerpo. Sin embargo, es un recurso que se agota día y día, en algunas ciudades hay problema de escasez y en otras su acceso es limitado. En ocasiones mujeres y niños en determinadas poblaciones, deben recorrer kilómetros para acceder a ella. Por eso es necesario tomar conciencia, cuidar el agua y no desperdiciarla ya que es un recurso no renovable.
El agua es un elemento que se transforma de manera natural en tres diferentes estados: sólido, líquido y gaseoso. Dependiendo de la temperatura y la presión atmosférica, se pueden manifestar los estados del agua. Debido a esto, algunas regiones geográficas del mundo experimentan humedad, lluvia, nieve o incluso una combinación de los tres estados del agua. El agua líquida está presente en muchos lugares como en los océanos, los ríos, los lagos, en los mantos
El agua es un elemento vital para el desarrollo de la vida, si vemos a nuestro alrededor nos daremos cuenta que nos encontramos rodeados por este importante líquido: nuestro planeta tiene agua en un 70%, el cuerpo humano está constituido por agua, aproximadamente del 75% al nacer y el 65% en la edad adulta. En las actividades domésticas como la cocina uno de los ingredientes básicos para cualquier preparación es agua, ¿te das cuenta, que
Todos los días y a todas horas el consumo del agua es indispensable para el llevar a cabo actividades cotidianas, ya sea en el hogar, en la industria, en el comercio, en la agricultura, etc., una vez que es utilizada y entra en contacto con otras sustancias se contamina, por ejemplo: cuando alguien lava sus manos, al enjuagarlas ya va mezclada con el jabón que utilizamos más los residuos que teníamos en las manos antes
El ciclo del agua es un proceso mediante el cual la naturaleza se encarga de devolvernos ese vital líquido para el desarrollo de la vida y la existencia de los seres vivos. Existen un par de leyes en cuanto a la materia y a la energía, en estas se indican que ésta no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Prácticamente sucede lo mismo con el agua en gran medida porque ésta se encuentra