El agua tiene una gran cantidad de propiedades físicas y químicas que prácticamente ningún otro elemento que se encuentra en la naturaleza posee. De ahí que sea tan importante para la vida dentro del planeta tierra, ¿te habías puesto a pensar en ello? Pues así es, sin ella prácticamente sería imposible que se lograra la forma de vida a la que todas las personas estamos habituadas. Y dentro de esas propiedades que tiene este vital
qué es lo que contamina el agua
El agua es uno de los principales recursos de los que dispone el ser humano para su desarrollo y tristemente, a pesar de estar rodeados por cuerpos de agua, la menor cantidad de ésta es la que se puede destinar para el consumo humano y las actividades que éste realiza. Es un recurso no renovable, es decir, que no se genera naturalmente como el caso de las plantas, flores u hortalizas que constantemente se pueden regenerar.
Seguramente has escuchado el término de “aguas negras” pero, sabías que éstas ¿no sólo se encuentran en el drenaje?, pueden ser procedentes del agua de lluvia a través de la infiltración en la tierra. Estas aguas negras ya tratadas, se reutilizan en diferentes actividades cotidianas, no ¡no te asustes! Es una práctica bastante normal, ¿por qué?, porque este tipo de aguas se reciclan y pueden tener un doble fin. Pero precisamente para que no tengas dudas
El ciclo del agua es el movimiento continuo a través de diferentes etapas de transportación del agua en forma circular, este ciclo hidrológico realmente no tiene un punto de partida. Hay 4 fases del ciclo del agua, nos referimos, a la evaporación, condensación, precipitación y escorrentía. Las fases del ciclo del agua comienzan cuando el sol brilla y el agua del océano o del lago se evapora, debido al calor del sol, posteriormente sube a
Las características del agua potable la distinguen del agua que transita de manera normal sin llevar a cabo un proceso de filtración. Es un recurso vital para el desarrollo de la vida y las actividades cotidianas, en algunas poblaciones es escasa, por lo que es importante su cuidado y preservación. El consumo de agua potable ayuda a evitar numerosas enfermedades. En algunos hogares para mejorar la calidad del agua, se pueden emplear purificadores o filtros