¿Qué es la biodiversidad?

20 diciembre, 2021
Ecología
, ,
0

Como según lo dice el Convenio Internacional sobre la Diversidad Biológica, esta palabra hace referencia a la amplia variedad de seres vivos sobre la Tierra y consiste en incluir a todo ser vivo dentro de las especies, y entre los ecosistemas.

Básicamente utilizamos esta palabra como el concepto abastecedor como agrupación por parte de la biología o ciencia. Se agrupan a ciertos animales y plantas dentro ciertos grupos gracias a las características en común que se les encuentran a estos, para llegar a ordenarlos y catalogarlos de una manera en la que podamos clasificarlos y estudiarlos de con el objetivo que para nosotros sea más clara y específica. 

restauración forestal

Este reciente concepto “biodiversidad” incluye varios niveles de la organización biológica. Abarca a la diversidad de especies de plantas, animales, hongos y microorganismos que viven en un espacio determinado, a su variabilidad genética, a los ecosistemas de los cuales forman parte estas especies y a los paisajes o regiones en donde se ubican los ecosistemas. También incluye los procesos ecológicos y evolutivos que se dan a nivel de genes, especies, ecosistemas y paisajes.

Por parte de su terminación, bio-, -bia, -bio. Es un término que procede de la antigua lengua griega, y que significa “vida”, en el sentido de la capacidad que tienen todos los seres vivos para desarrollarse. En nuestro idioma se usa muy frecuentemente tanto como prefijo como sufijo. Como prefijo lo podemos ver en palabras como bioquímica o biografía, y en sufijos lo encontramos en términos como microbio o anfibio, entre un gran número de ellos.

El concepto fue acuñado en 1985, en el Foro Nacional sobre la Diversidad Biológica de Estados Unidos. Edward O. Wilson, un entomólogo (estudio científico de los insectos) de la Universidad de Harvard y prolífico escritor sobre el tema de conservación, quien tituló la publicación de los resultados del foro en 1988 como “biodiversidad”. 

Los seres humanos hemos aprovechado la variabilidad genética y “domesticado” por medio de la selección artificial a varias especies; al hacer esto hemos creado una multitud de razas de maíces, frijoles, calabazas, chiles, caballos, vacas, borregos y de muchas otras especies. Las variedades de especies domésticas, los procesos empleados para crearlas y las tradiciones orales que las mantienen son parte de un tipo de biodiversidad diferente llamada: la biodiversidad cultural.  

Ecologistas en acción, explican que en cada uno de los niveles, desde genes hasta paisaje o región, podemos reconocer tres atributos: composición, estructura y función. Les explico, la composición es la identidad y variedad de los elementos que incluye a las especies presentes y cuántas hay), por otra parte la estructura, es la organización física o el patrón del sistema (incluye abundancia relativa de las especies, abundancia relativa de los ecosistemas, grado de conectividad, etc). Y la función, son los procesos ecológicos y evolutivos (incluye a la depredación, competencia, parasitismo, dispersión, polinización, simbiosis, ciclo de nutrientes, perturbaciones naturales, etc).

Problemática actual de la biodiversidad

El problema que estamos viviendo a nivel mundial con la biodiversidad, son los abruptos cambios y transformaciones que han vivido, consecuentes de la contaminación y la sobreexplotación, provocando respuestas terribles como extinción de especies, suelos infértiles, especies invasoras, etc. En pocas palabras estamos desbalanceando el equilibrio natural que posee el planeta para subsistir. 

Aunque lo más señalado ha sido lo que está en el texto anterior, muchos de los cambios en la biodiversidad están vinculados de forma más evidente a generadores de cambio directos como la pérdida de hábitat, también están relacionados con generadores indirectos que son la causa de muchos de los cambios en los ecosistemas. Los principales generadores de cambio indirecto son la evolución de la población humana, la actividad económica, la tecnología y los factores sociopolíticos y culturales.

¿Cómo evitar la pérdida de la biodiversidad?

Pensando en cómo resolver esto o qué medidas son necesarias para evitar la pérdida de biodiversidad, Ecologistas en acción recomiendan hacer actos como informar a la sociedad sobre los beneficios que se derivan de la conservación de todas las especies y plantear abiertamente con visión de conjunto las contrapartidas que surgen al favorecer unas opciones en detrimento de otras, contribuye a optimizar los beneficios para la sociedad. 

Recuperar un ecosistema es, por lo general, mucho más costoso que proteger el ecosistema original, aunque está adquiriendo una importancia creciente a medida que aumenta el número de áreas degradadas.  

reforestación

La biodiversidad debe tenerse en cuenta en la agricultura, la pesca y la silvicultura para lograr su conservación. Estos sectores dependen directamente de la biodiversidad e influyen directamente en ésta. El sector privado puede contribuir de manera significativa; por ejemplo, incorporando determinadas prácticas agrícolas. Muchas empresas muestran en la actualidad una mayor responsabilidad corporativa y preparan sus propios planes de actuación en materia de biodiversidad. 

Es imprescindible contar a todos los niveles con organismos sólidos que contribuyan a la conservación de la biodiversidad y al uso sostenible de los ecosistemas. Los acuerdos internacionales deben prever medidas para asegurar su cumplimiento y tener en cuenta los impactos sobre la biodiversidad y las posibles sinergias con otros acuerdos.

La mayor parte de las medidas directas para detener o frenar la pérdida de biodiversidad deben tomarse a nivel local o nacional. Las leyes y políticas adecuadas desarrolladas por las administraciones centrales pueden habilitar a las administraciones locales para que incentiven la gestión sostenible de los recursos. 

Los espacios protegidos son un aspecto clave de los programas de conservación, pero no bastan por sí mismos para proteger la biodiversidad en toda su extensión, y no siempre se respetan. Para obtener respuesta, es necesario escoger cuidadosamente el emplazamiento de los espacios protegidos, asegurándose de que todos los ecosistemas de la zona tengan una representación adecuada.

Una de las cosas más hermosas de la biodiversidad, es la capacidad que tiene para recuperarse. Pero para esto necesitamos cooperar, administrar bien los recursos y disminuir la extracción de bienes de este. Darle tiempo al ecosistema para recuperarse y volver a adaptarse es esencial.  Para tener un mayor margen de cuidado, se necesitan más áreas protegidas y poner fin a la deforestación ilegal; trabajando con las empresas para garantizar que productos cotidianos como el papel, la madera y los productos alimenticios que consumimos a diario se obtengan de manera responsable; y liderando los esfuerzos globales para frenar los delitos contra la vida silvestre.

¿Te gustó esta nota? ¡Compártela!

0 comentarios

Queremos saber tu opinión

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>