A nivel mundial las formas de producción han ido cambiando; mientras en tiempos antiguos todo se realizaba de forma manual y artesanal, ahora se utilizan máquinas mucho más sofisticadas.

Pero así como se avanza en la tecnología en las industrias también hay otro factor que crece a pasos agigantados y esto se trata de la contaminación industrial, ¿has escuchado al respecto de este tema? A continuación conocerás un poco más de la contaminación industrial.

¿Qué es la contaminación industrial?

Seguramente el término te puede dar una idea más o menos acertada de a qué refiere, y es precisamente aquel tipo de contaminación que surge a raíz de los desechos de diversas industrias como: textil, petrolera, automotriz, etc.

Por supuesto que hay industrias que contaminan más que otras, pero al final todas contribuyen a fenómenos de nivel global como el calentamiento global y la destrucción de la capa de ozono.

¿En dónde afecta este tipo de contaminación?

Los desechos de las industrias terminan en los mares y ríos, pero no es lo único que se contamina, puesto que muchas veces las industrias con su operación diaria afectan fuertemente la calidad del aire que respiran todas las personas.

Algunos de los contaminantes y sustancias químicas con las que trabajan las diferentes industrias producen que el suelo no se encuentre en el mejor estado, generando consecuencias como la erosión del suelo y la desaparición de diferentes espacios verdes como las selvas, bosques o las praderas.

Pero ¿por qué sucede esto?

Existen algunas causas específicas en el caso de la contaminación industrial, descatacando las siguientes:

  1. No hay políticas claras: mientras que en algunos países existen algunos residuos o materiales que son considerados como tóxicos, en otros países no lo son por lo que sin una legislación universal y así la contaminación industrial se descontrola.
  2. Crecimiento desmedido de las industrias: cada vez son más productos los que necesita el ser humano para vivir, de ahí que cada vez existan más industrias de diferentes estilos. Cabe mencionar que en ocasiones, las plantas de producción no cumplen con todos los requisitos, produciendo que lejos de ayudar a las personas con sus productos, estos generen contaminación industrial.
  3. Poca evolución de los procesos: pareciera increíble que en pleno siglo XXI algunas plantas de producción utilizan algunos métodos que si bien, son un poco más económicos, son poco prácticos y altamente contaminantes porque se producen con ciertos combustibles que son muy dañinos para el planeta, éste es un problema recurrente como causa de la contaminación industrial.
  4. Residuos mal eliminados: así como de una forma arcaica se hacen algunos procesos dentro de las diferentes industrias que generan contaminación industrial, también así de mala es la forma en la que eliminan sus residuos y de ahí que haya tantos problemas porque los componentes se quedan suspendidos en el ambiente.

¿Te queda más claro?

La contaminación industrial no es un tema para tomarse a ligera, es un hecho que estamos acabando con el planeta y en nuestras manos está detener el daño. Seguramente pensarás: “Pero yo no tengo una planta de producción industrial, ¿aun así puedo ayudar?” por supuesto que sí, la clave está en la cantidad de productos industrializados que consumes, y que analices de cuales puedes prescindir, así puedes contribuir a disminuir los niveles de contaminación industrial. Por supuesto que se puede, es cuestión de querer.

0 comentarios

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Miércoles, noviembre 23, 2016