El agua es un elemento vital para el desarrollo de la vida, si vemos a nuestro alrededor nos daremos cuenta que nos encontramos rodeados por este importante líquido: nuestro planeta tiene agua en un 70%, el cuerpo humano está constituido por agua, aproximadamente del 75% al nacer y el 65% en la edad adulta. En las actividades domésticas como la cocina uno de los ingredientes básicos para cualquier preparación es agua, ¿te das cuenta, que sí es un recurso vital?. Para cualquier actividad cotidiana se requiere de este recurso, en el hogar, en la producción de alimentos, en la industria, en el comercio, en la agricultura, etc. Hay una serie de características del agua que han sorprendido a propios y extraños.

Es por eso que a continuación te daremos información sobre algunas características del agua que seguramente ya conocías, es un hecho que son muy interesantes ya que al ser tan cotidiano su uso muchas veces las personas no nos percatamos de la importancia de conocer un poco más sobre las propiedades que posee este líquido que está presente en todas partes. Así que ponemos a tu disposición la siguiente información.

¿Qué pasa cuando se congela?

Muchos elementos que se encuentran en la naturaleza al congelarse suelen contraerse, pero en el caso del agua es justamente lo contrario: se expande, esto significa que cuando se congela el agua aumenta de volumen, es decir, una cantidad de agua ocupa cierto “volumen” sin embargo al momento de volverse hielo éste se hace más grande. Tiene que ver directamente con una propiedad que tienen los puentes de hidrógeno (lo que mantiene unidos a los átomos de hidrógeno y oxígeno) que, al exponerse a bajas temperaturas, en vez de contraerse se dilatan.

Ésta es una de las características del agua que sólo este elemento tiene, además que muchas composiciones químicas que están en la naturaleza y en el entorno cotidiano al congelarse pierden sus propiedades. Cuestión que no pasa con el agua, ya que ésta, al descongelarse, regresa al mismo estado en el que se encontraba originalmente.

Está presente en sus tres estados de forma natural

Está presente en sus tres estados de forma natural

Otra de las características del agua es que es posible de encontrarse en sus tres estados: sólido, líquido y gaseoso como parte cotidiana, cosa que no sucede con otros elementos: pero en el caso del agua, por supuesto que se encuentra en estado sólido en todas las zonas polares del planeta y ésta es su forma natural.

Líquido, pues sólo es cuestión de ver el mar, ríos, lagos, etc., que se encuentra alrededor de los continentes que forman parte del globo terráqueo en el que habitamos y en el caso del estado gaseoso, pues nada más se debe voltear a los géiseres, volcanes y demás formaciones volcánicas que guardan en su interior una gran cantidad de agua que por las altas temperaturas se convierten en fumarolas de gas. Como te puedes dar cuenta, están presentes los tres estados en el entorno. En estado sólido lo puedes observar en los glaciares y montañas nevadas.

En su estado natural tiene mucha tensión

Ésta es otra de las características del agua que resulta bastante insólita ya que sólo el mercurio y el agua son los únicos que tienen esa propiedad que consiste en que se mantenga «firme» en su estado natural; la mayoría de los otros elementos se deshacen en su forma normal, para que lo entiendas mejor: seguro que te ha tocado ver cómo se mantienen las gotas de agua encima de una hoja causado por el rocío de la noche o incluso, cuando se derrama un vaso al que le sirves un poco de este líquido y se rebasa ligeramente.

Esta propiedad únicamente la tienen el mercurio y el agua, que se mantienen de forma tensa, esto se conoce como tensión superficial que es algo totalmente natural en la estructura del agua y tiene que ver directamente con lo que leíste anteriormente de los puentes de hidrógeno. Algo interesante.

Es lubricante y adherente ¡al mismo tiempo!

¿Has puesto atención en esto?, sin que le agregues absolutamente nada, el agua se vuelve un lubricante, lo puedes observar fácilmente cuando lavas el piso y éste queda resbaloso y no tiene ninguna relación con el detergente líquido, cloro o limpiador que decidas ponerle al agua, con el simple hecho de poner agua, en automático se consigue esa capacidad de lubricar cualquier superficie haciéndola resbalosa.

Pero también puede funcionar como un adherente, un ejemplo muy fácil de entender: te ha pasado que la mesa de tu comedor (que tiene algún vidrio encima de la base) cuando se encuentra mojada, en automático se vuelve súper complicado de separarse porque el agua tiene también esa propiedad sin necesidad de colocarle algún tipo de pegamento, es otra de las características especiales del agua.

¿Todas estas características del agua son sorprendentes

Ahora que las conoces, ¿reflexionaste acerca de lo maravillosa que es el agua?, es un elemento que tenemos por naturaleza, casi siempre al alcance de nosotros y en muchas ocasiones no se valora por la facilidad de tenerla. Así como las características del agua que acabas de leer hay otras que han resultado tema de muchos estudios a nivel científico, ya sabes un poco más de esta composición hecha por dos átomos de hidrógeno y un átomo oxígeno H2O.

0 comentarios

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Miércoles, noviembre 23, 2016