El agua es un elemento que se transforma de manera natural en tres diferentes estados: sólido, líquido y gaseoso. Dependiendo de la temperatura y la presión atmosférica, se pueden manifestar los estados del agua. Debido a esto, algunas regiones geográficas del mundo experimentan humedad, lluvia, nieve o incluso una combinación de los tres estados del agua.

El agua líquida está presente en muchos lugares como en los océanos, los ríos, los lagos, en los mantos acuíferos, la lluvia, cuando sale del grifo, etc.

El agua sólida, es otro de los estados del agua, esto sucede cuando el agua en estado líquido llega a una temperatura de 0º grados. La podemos apreciar  en forma de  hielo, nieve o en las heladas.

Otro de los estados del agua, se presenta cuando el agua en estado líquido se calienta, es decir, al llegar a un punto de ebullición se evapora y se convierte en estado gaseoso. El cual es incoloro e inodoro.

A continuación, te presentamos más información sobre los estados del agua.

Estados del agua: sólido, líquido y gaseoso

Los estados del agua tienen diferentes características. El calor puede convertir el hielo sólido en agua líquida a través del proceso de fusión, y con calor adicional, el agua líquida se puede convertir en gas, es decir, vapor de agua. Del mismo modo, el enfriamiento convierte el agua líquida en hielo sólido a través del proceso de congelación.

Uno de los estados del agua, es el gaseoso. En él, las moléculas de agua tienen pocos enlaces de hidrógeno y más espacio entre ellas, lo que hace que el vapor sea más ligero y menos denso que el agua o el hielo. Mientras que las moléculas de H₂O están más juntas en estado líquido, es decir que hay menos enlaces de hidrógeno que en el hielo sólido.

Una de las claves de los estados del agua son los enlaces de hidrógeno. La cantidad de enlaces entre las moléculas determina si el agua será sólida, líquida o gaseosa.

En estado sólido, las moléculas de agua tienen el número máximo de enlaces de hidrógeno, dando al agua la característica de hielo. El agua en su estado líquido, tiene menos enlaces de hidrógeno, lo que da como resultado su carácter fluido.

Cada que surge un cambio en los estados del agua, de sólido a líquido o a gaseoso, los enlaces de hidrógeno se rompen, permitiendo a las moléculas de agua tener más movimiento. Es así como a través del cambio de los estados del agua surge el ciclo hidrológico que es esencial para la vida y el desarrollo de los seres vivos. De esta manera se purifica el agua y se distribuye en el medio ambiente.

El agua en estado sólido es agua congelada. El agua se congela a 0º grados, en este momento las moléculas se separan, compactando el hielo por lo que es menos denso que el agua. Esto significa que el hielo es más ligero que el volumen del agua, razón por la que el hielo flota en ella.

El agua es fluida y es uno de los estados del agua con el que estamos más familiarizados. Día con día demandamos agua líquida de muchas maneras, para consumo doméstico, para la realización de actividades comerciales, industriales, por mencionar algunas.

El agua como vapor de gas está presente en el aire que nos rodea, y es imperceptible. Cuando hierves el agua, cambia de un estado líquido a gaseoso o vapor de agua. A medida que el vapor de agua se eleva en la atmósfera, éste se enfría  y empiezan a formarse pequeñas gotas que al unirse se generan las nubes. Esta nube de vapor es como aquellas que vemos en fel cielo.

El vapor de agua se adhiere a pequeñas partículas de polvo en el aire. Formando gotas de lluvia en temperaturas cálidas y en temperaturas frías se congela y se forma nieve o granizo.

El ciclo del agua

Los estados del agua, los vemos en el ciclo hidrológico, que es un continuo en el que el agua se evapora, viaja en el aire y se convierte en parte de una nube, se precipita a la tierra en forma de lluvia y luego se evapora nuevamente. Esto se repite una y otra vez. El agua se mueve y cambia de estado sólido a líquido y gaseoso, una y otra vez.

La precipitación crea una escorrentía que viaja sobre la superficie del suelo y ayuda a recargar los mantos acuíferos. Algunos lugares reciben más precipitación que otros. Estas áreas generalmente están cerca de los océanos o grandes masas de agua que permiten que se evapore más agua y se formen las nubes.

Otras poblaciones reciben menos precipitación. A medida que las nubes se mueven hacia arriba y sobre las montañas, el vapor de agua se condensa para formar la precipitación, se congela y se transforma en nieve.

0 comentarios

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Miércoles, noviembre 23, 2016