6 tips para tener un hogar sustentable

By:
Posted: 4 junio, 2020
Category: Hazlo tu mismo
Tags: , , ,
Comments: 0


Quizás haya muchas personas que asocien el tener un hogar sustentable con cambios inconvenientes y costosos en el estilo de vida, sin embargo, en realidad hay varios ajustes baratos y fáciles que se puede hacer en la casa para reducir significativamente el impacto ambiental, e incluso, en algunos casos también podrás ahorrar dinero.

Artículos sustentables

El hogar es donde pasamos la mayor parte de tiempo y es el núcleo más cercano, por lo que es aquí donde se debería de empezar a tomar acción y expandir hacia otras áreas. Además, si tienes hijos, es donde primero aprenderán por qué es importante cuidar la naturaleza y actuar con conciencia para preservarla, por lo que aquí es donde se empieza a correr la voz para que cada vez existan más familias implementando estas medidas en sus propios hogares. Los 6 tips que te presentamos a continuación te ayudarán a tener un hogar sustentable y así, cuidar el planeta.





  1. Elige electrodomésticos que te puedan hacer este proceso más fácil. Si utilizas un tostador en lugar de un hornito eléctrico, utilizarás menos energía eléctrica. Una olla de presión te ayuda a ahorrar gas y agua. Por otro lado, cada vez es más común encontrar refrigeradores, lavaplatos, microondas, lavadoras y hasta hornos que tengan una función eco o que sean ahorradores de energía. Además de elegir productos que sean más sustentables, también vale la pena recordarte que debes de desconectar todos los que no estés utilizando para evitar seguir consumiendo energía.
  2. Come tus frutas y verduras crudas. Esto no sólo te ayudará a ahorrar energía y agua, sino que además tendrán más nutrientes pues los procesos de cocción hacen que estos se reduzcan. De igual forma, intenta aprovechar todas las partes de las mismas, desde los tallos hasta las cáscaras, ya que así también estarás generando menos residuos y haciendo un hogar más sustentable.

    Frutas y verduras
  3. Utiliza la energía solar. Aprovecha la luz del sol para alumbrar los espacios, secar la ropa y los platos, e incluso para mantener caliente el agua. Te podrás ahorrar mucho en tu consumo de energía eléctrica si en lugar de tener una secadora, cuelgas la ropa donde haga calor. Procura tener tu escritorio cerca de una ventana y abre las cortinas para que puedas apagar las luces.

    Energía Solar
  4. Cuida el agua. Este es el recurso más preciado que tenemos y para que realmente tengas un hogar sustentable es en el primero en el que te deberías de fijar. Para cuidar el agua hay tres cosas que debes de hacer. La primera es nunca dejarla correr sin que se esté aprovechando, por lo que siempre que laves algo, lo mejor es poner un balde o cubeta debajo y abrir la llave solamente para enjuagar. La segunda es darle un segundo uso, por ejemplo, utilizar el agua con la que lavaste las frutas y verduras, para jalar el baño. La tercera es revisar la infraestructura hídrica para que no hayan fugas ni goteras, e instalar cabecillas ahorradoras para dosificar de manera eficiente el agua.
  5. Reutilizar, reparar y reciclar. Estas son las tres palabras que más te ayudarán a tener un hogar sustentable, ya que significan que dejarás de generar basura y por lo tanto contaminación. Reutilizar es una medida para evitar comprar cosas, por ejemplo, puedes utilizar los envases de vidrio como tuppers para llevar tu comida. Otro ejemplo es evitar comprar productos desechables y reutilizar bolsas, cubiertos, platos, guantes y demás. Reparar antes de tirar también es una acción para seguir aprovechando las cosas que ya compraste, así que puedes aprender a coser, resanar, pintar y demás. Reciclar es la última de esta cadena porque no evita que se sigan generando residuos, pero por lo menos sí pueden ser reutilizados o aprovechados para otra cosa.

    Reciclaje
  6. Consume de manera consciente. Antes de comprar algo para tu casa, pregúntate tres veces si realmente lo necesitas, además de pensar qué va a pasar con eso cuando ya no lo estés utilizando. Pensar en si se convertirá en basura o no, es una excelente manera de darte cuenta de cuál será el impacto que tendrá tu compra. Consumir de manera consciente significa no comprar un par nuevo de jeans cuando ya tienes cuatro en tu clóset que seguramente puedes reparar o modificar cuando el problema es que ya pasaron de moda. Además, pensar antes de comprar también implica hacer un poco de investigación sobre de dónde proviene lo que vas a adquirir y así beneficiar a comunidades que realmente lo necesitan y que no están generando un impacto ambiental negativo. Consumir de manera consciente también puede significar comprar cosas de segunda mano, como ropa, juguetes, electrodomésticos y más.

¿Te gustó esta nota? ¡Compártela!

0 comentarios

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>