La energía limpia es una forma de producción de energía en la cual no se genera ningún tipo de contaminación o residuos que sean peligrosos para el planeta.

Este tipo de energías tienen como propósito solucionar la crisis de energías agotables, como el gas y petróleo, preservando al mismo tiempo el medio ambiente.

También puede interesarte leer: casas ecológicas y el ahorro de agua.

El recurso principal para que éstas funcionen son los elementos principales como el agua, el aire, y también el calor interno de la tierra. En esta ocasión vamos a hablar de una de las principales energías limpias en el mundo, la energía hidráulica.

 

Energía hidráulica, la mejor opción para la producción de electricidad

Según Twenergy, la energía hidráulica se basa en el aprovechamiento de la caída del agua desde cierta altura para producir energía eléctrica. Es por esto que se busca hacer uso de recursos que surgen de la naturaleza como cataratas naturales o mediante la construcción de presas.

Esta práctica se ha llevado a cabo desde hace muchos años atrás, donde se utilizaba el agua para mover ruedas de molino o elevarla para el riego. No fue hasta finales del siglo XIX que se comenzó a utilizar para generar electricidad. Actualmente, alrededor del 20% de la electricidad mundial se genera gracias a las centrales hidroeléctricas.

En este tipo de producción de energía influyen dos factores importantes, el caudal y la altura del salto, la cual puede incrementarse mediante la derivación del agua a través de un canal de pendiente pequeña. De esta manera se consigue un desnivel aún mayor entre el canal y el cauce del río.

También puede interesarte leer: El agua, fuente de energía renovable para un futuro sustentable.

Las centrales hidroeléctricas aprovechan el movimiento del agua gracias a su fuerza de paso en flujos de ríos o su acumulación mediante embalses o reservorios. La última es la más usada ya que no depende del cauce natural del río.

Parte del agua que está almacenada en las presas se deja salir para que mueva una turbina engranada con un generador de energía eléctrica. De esta manera la energía potencial, creada por la altura, se convierte en energía cinética al llegar a las salas de máquinas.

Cuando el agua pasa por las turbinas provoca un movimiento de rotación que produce la energía eléctrica gracias a los generadores.

La energía hidráulica es muy ventajosa ya que es una fuente de energía limpia, renovable, que no produce residuos y es fácil de almacenar. Sin embargo, la construcción de centrales es costosa y se necesitan grandes tendidos eléctricos.

Además se ve afectada por los años secos que influyen en el caudal de los ríos y disminuyen su capacidad de generación eléctrica.

A pesar de esto, sigue siendo una muy buena opción para reducir el impacto que otro tipo de energías hacen en el medio ambiente. Logrando así obtener energía y cuidar nuestro planeta al mismo tiempo.

¿Qué opinas de la energía hidráulica? ¿Qué otro tipo de energías limpias conoces?

 

0 comentarios

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Miércoles, noviembre 23, 2016