6 hábitos saludables para hacer en casa

By:
Posted: 31 marzo, 2021
Category: Hazlo tu mismo
Tags: ,
Comments: 0


Se dice que los buenos hábitos comienzan en casa, y definitivamente al pasar tanto tiempo encerrados durante la pandemia, fue muy fácil darse cuenta de las cosas que había que modificar para tener un mejor estilo de vida. A continuación te proponemos 6 hábitos saludables para hacer en casa.





1. Tener una rutina matutina





Empezar bien el día y hacerlo con el pie derecho, te será más fácil una vez que establezcas esta rutina matutina, que puedas seguir todos los días. Algunos puntos a considerar durante esta rutina matutina para crear hábitos saludables en casa son:





  • Levantarse temprano. Cuando te levantas temprano, comenzarás el día con un impulso y tener un poco más de "tiempo para mí" antes de que convivir con el resto de la familia, sobre todo cuando hay hijos en la casa.
  • Tiende tu cama. El simple hecho de tender la cama puede ayudarte a sentir una sensación de logro. Hacer tu cama marca la pauta del día y te dará la motivación para continuar con otras tareas diarias.

    cama
  • Toma un desayuno saludable. Una vida sana comienza con un desayuno saludable. Omite los cereales azucarados y come un desayuno lleno de proteínas o fibra para ayudarte a sentir satisfacción, darle energía al cuerpo y mantener bajos los niveles de colesterol. 

    jugo
  • Obtén luz natural. La luz natural juega un papel importante en la regulación del ritmo circadiano del cuerpo. Si su habitación no tiene ventanas, use un dispositivo que aumente lentamente la cantidad de luz que emite para imitar el sol naciente. Esto también ayudará a despertarse más rápido.

    luz de sol
  • Toma una ducha. No pospongas el baño, incluso si se trabaja desde casa. Una ducha te ayudará a sentirte mejor, así que asegúrate de tomarte una, vestirte y evitar quedarte en pijama todo el día. 




2. Utiliza escaleras y los muebles como equipo de gimnasio improvisado.





Si tienes escaleras en la casa, tómalas cada vez que tengas la oportunidad. Sin embargo, no te detengas ahí. Para un entrenamiento cardiovascular fuerte, sube y baja las escaleras repetidamente. Comienza con un número limitado de repeticiones y luego aumente a medida que te sientas más fuerte.





Sé aún más creativo usando botellas de vino o un galón de agua como pesas y las sillas de su cocina para hacer tablas y ejercicios de inmersión de tríceps. ¿Por qué comprar equipos costosos cuando puede utilizar sus muebles en su lugar?





3. Bebe 1 vaso de agua adicional al día.





No es nada nuevo que beber más agua tenga beneficios para la salud. Ayuda a mantener la temperatura normal, lubrica y amortigua las articulaciones, protege la médula espinal y otros tejidos sensibles y elimina los desechos a través de la micción, el sudor y las deposiciones. Dado que del 50 al 75% de su peso es agua, beber un poco de H2O simple es imperativo para mantener su cuerpo funcionando lo mejor posible y mantenerse hidratado.





Para tener siempre agua siponible y lista para beber, puedes instalar un purificador de agua en tu cocina, de esta manera no tendrás que salir a comprar botellas ni te quedarás sin garrafones.





4. Reemplaza los refrescos con agua carbonatada.





La investigación sugiere que el cerebro reacciona a los edulcorantes artificiales de manera muy similar a como lo hace con los dulces azucarados.





El agua mineral puede ayudar a satisfacer el antojo y “engañar” a tus sentidos. Otra manera de reducir tu consumo de bebidas azucaradas es mezclar el agua natural con rodajas de fruta. Esto le dará un sabor diferente, sin las calorías adicionales. También puedes preparar té o beber café con moderación.





5. Camina 10 minutos





Una caminata corta aunque sea alrededor de tu sala puede ayudar a activar tu cuerpo. Si estás trabajando, camine hasta el baño más alejado y trata de subir las escaleras lo más que se pueda.





Si vives en un edificio puedes subir o bajar al estacionamiento caminando y sin usar el elevador. Si tienes que hablar por teléfono hazlo en movimiento. Recuerda, incluso los pasos más pequeños se suman.





6. Corrije tu postura.





Seguramente cuando eras niño, tus padres te regañaron alguna vez por tener una mala postura. Bueno, la mala noticia es que tenían razón. Tener una buena postura puede prevenir los dolores y también puede reducir la tensión en los ligamentos.





No solo eso, sino que una buena postura previene el dolor de espalda, la fatiga y el dolor muscular. Durante la pandemia, se demostró que las personas pasaban más tiempo sentados trabajando o frente al televisor, hacerlo con la espalda curveada o con las piernas dobladas, te traerá dolores y problemas de circulación.





Busca una silla con un buena respaldo para trabajar, ponte cojines detrás de la espalda e intenta estirar las piernas.





Recuerda que los hábitos saludables se forman en casa pero es necesario hacerlos conscientes para implementarlos todos los días.


¿Te gustó esta nota? ¡Compártela!

0 comentarios

Queremos saber tu opinión

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>