6 actividades al aire libre para niños

By:
Posted: 24 septiembre, 2020
Category: Nuestro Planeta
Tags: , ,
Comments: 0


Esta es justo la época del año en donde
más se puede disfrutar de las actividades al aire libre, ya que el calor
insoportable del verano ya pasó y aún no llega el frío del invierno. Cuando
hace buen tiempo, son los niños quienes más disfrutan de jugar afuera y tras
meses de estar encerrados debido a la pandemia del Coronavirus, es normal que
tengan muchas ganas de salir a divertirse. Si bien los lugares cerrados como
los centros comerciales o los juegos en interiores, aún pueden poner en riesgo
a tus pequeños de contagiarse, los lugares al aire libre se han popularizado.





Por otro lado, fomentar que los niños
tengan actividades al aire libre también resulta benéfico para su salud. Muchos
niños de las nuevas generaciones están reemplazando el juego al aire libre con
actividades sedentarias en el interior, como juegos de la tableta, la
computadora, mensajes de texto o redes sociales. También están más involucrados
en el tiempo de inactividad basado en el conocimiento, como la tarea y el
estudio, que los niños de generaciones pasadas.





¿Cómo
se benefician los niños del juego al aire libre?





No hace falta que un estudio demuestre
que los niños que pasan más tiempo al aire libre pueden ser más felices y
relajados, basta con ver lo cansados que regresan a sus casas y la facilidad
con la que se quedarán dormidos en la noche.





El tiempo al aire libre y en contacto con
la naturaleza puede incluso mejorar la memoria a corto plazo, la concentración
y las habilidades cognitivas, además de despertar su curiosidad.





Los parques, las playas, nuestro patio
trasero, el patio y el patio delantero se han convertido en lienzos para el
juego y la imaginación de los hijos. Cuantas más actividades al aire libre
puedas facilitar para tus hijos, más beneficios físicos y emocionales obtendrán
de esos juegos. Crear experiencias al aire libre para toda la familia es un
gran lugar para comenzar.





En realidad, existen muchas formas
divertidas, sencillas y creativas de ayudar a sus hijos a disfrutar al aire
libre, que no cuestan mucho dinero, tiempo ni necesitan mucha planificación. A
continuación te compartimos algunas actividades:





  1. Planten un mini jardín o huerto: no hay nada más entretenido y que al mismo tiempo les haga aprender que ver cómo crecen las plantas. Además no necesitas de mucho, pon unas macetas pequeñas o unos botes de productos de tu despensa que se hayan terminado, planta unos cuantos fríjoles y échales agua. Deja que tus pequeños estén a cargo y las revisen todos los días hasta que vean que comienzan a crecer. Pueden plantar diferentes semillas, colocar letreros con el nombre de cada una y llevar una bitácora con su crecimiento.
  2. Deja que tus hijos hagan una fortaleza al aire libre: no hay nada más entretenido y fácil de construir que un castillo hecho con cajas de cartón vacías. Puedes darles diferentes tamaños de cajas, un poco de cuerda y algunos trapos viejos. Verás que rápidamente y con un poco de imaginación, convierten todos esos residuos en una imponente fortaleza para jugar a lo que sea.
  3. Salir simplemente a caminar: Esta es una de las actividades más sencillas  y a su vez, más entretenidas, ya que no necesitas nada más que unos zapatos cómodos. Durante el recorrido pueden buscar aves o pequeños animales como lagartijas o ardillas, pueden tratar de recordar las casas por las que cruzan o encontrar lugares escondidos. Si lo hacen en familia, será una muy buena actividad de integración y además estarán sumando la actividad física de manera divertida.
  4. Organizar un picnic: Lo único que necesitas es una canasta o una bolsa de mandado para meter ahí algunas botanas ricas. Puedes llevar todo tipo de alimentos desde frutas o verduras cortadas en pedacitos, hasta alimentos empacados como yogurt, e incluso preparar sándwiches de jamón con queso. Busca un lugar que tenga un buen espacio en el pasto para que se puedan sentar y en un mantel acomoden todas las cosas. Esta es una de las mejores maneras de relajarse y divertirse en un día soleado. Recuerda siempre llevarte tu basura y no dejar nada, además de cuidar la naturaleza.
  5. Hagan un mural artístico: Busca una pared o un pedazo de la acera y con gises de colores dibujen lo que imaginen. El gis se quita rápidamente con agua y no manchará la ropa de tus hijos, por lo que es un material muy conveniente para pintar al aire libre. También puedes llevar hojas de papel o cartón reciclado y plumones para que pinten objetos que encuentren en la naturaleza.
  6. Crea una búsqueda del tesoro: Esconde algunos objetos entre las plantas, detrás de un arbusto o debajo de algún objeto y crea algunas pistas fáciles para que los niños las adivinen y encuentren los objetos. Este juego puede ser tan largo como tú lo decidas y tendrá a tus pequeños entretenidos por horas. Si quieres darle un extra a la actividad, puedes hacer que se disfracen de piratas o exploradores e incluso dibujarles un mapa con las pistas.




Finalmente, si no tienes tiempo para
planear alguna de estas actividades, simplemente llévalos a un parque, verás
que ellos por sí mismos encontrarán la manera de divertirse, así sea solo
corriendo por el pasto.


¿Te gustó esta nota? ¡Compártela!

0 comentarios

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>