El agua es uno de los recursos más importantes del planeta y fundamental para nuestro cuerpo. Sin embargo, es un recurso que se agota día y día, en algunas ciudades hay problema de escasez y en otras su acceso es limitado. En ocasiones mujeres y niños en determinadas poblaciones, deben recorrer kilómetros para acceder a ella. Por eso es necesario tomar conciencia, cuidar el agua y no desperdiciarla ya que es un recurso no renovable.

Por ello, a continuación te mencionamos las funciones del agua en el cuerpo humano y qué cantidad se debe consumir a diario, para sentirte bien y evitar enfermedades.

Ayuda a regular tu temperatura y mantener otras funciones corporales

¿Sabías que el peso corporal equivale, aproximadamente al 60% de agua?, una de las funciones del agua es proteger los tejidos, médula espinal y articulaciones.

El cuerpo utiliza agua en las células, tejidos y órganos para ayudar entre otras funciones, a regular la temperatura y mantener diversas funciones corporales. Debido a que el cuerpo pierde agua a través de la transpiración, digestión y actividad física, es importante rehidratarse tomando líquidos y consumiendo alimentos que contengan agua.

El agua ayuda a mantener hidratados los tejidos del cuerpo. En ese sentido, seguro que más de una vez, has experimentado cómo se siente cuando tus ojos, nariz o boca se secan, de ahí la importancia de las funciones del agua en el cuerpo. Por eso, mantener el cuerpo hidratado ayuda a conservar los niveles óptimos en la sangre, en el sistema óseo, sistema neurológico, etc.

Además, el agua ayuda a proteger el corazón mediante el buen funcionamiento del sistema circulatorio y actúa como lubricante y amortiguador para las articulaciones.

Ayuda al cuerpo en la digestión de los alimentos

Y si hablamos de funciones del agua, no podemos dejar de mencionar que ayuda en la digestión. ¿Lo sabías?, la digestión comienza con la saliva, cuya base es el agua, mediante las enzimas que se encuentran en la saliva para ayudar a separar los alimentos y los líquidos para disolver los minerales y otros nutrientes.

El consumo adecuado de agua puede ayudar a evitar el estreñimiento, mejorando la digestión y transportando la comida que has ingerido a través del tracto intestinal. De esta manera ayuda a tu cuerpo a eliminar las toxinas a través de la función del riñón, el hígado, el estómago, la transpiración, etc.

La digestión adecuada hace que los minerales y nutrientes sean más accesibles para el cuerpo. Con la ayuda del agua, la fibra soluble se disuelve fácilmente y beneficia la salud de tu intestino ayudando a mejorar la evacuación de manera adecuada.

Evita la deshidratación

Como dijimos al comienzo, una de las funciones del agua es que sirve para hidratarte. Tu cuerpo pierde líquidos cuando se ejercita, por la transpiración, cuando hay una reacción de fiebre, vómito o diarrea a consecuencia de una enfermedad o infección en el cuerpo.

Si estás perdiendo líquidos es importante aumentar la ingesta de agua para que pueda restablecer los niveles de hidratación natural de tu cuerpo. Tu médico también puede recomendarte que bebas más líquidos para ayudar a tratar otras afecciones de la salud, como infecciones en el riñón, cálculos renales, etc.

Y algo súper importante: si estás embarazada, sientes fatiga o cansancio, dolores de cabeza, etc., el cuerpo requiere mayor cantidad de líquidos. Por eso, es indispensable mantener el cuerpo hidratado.

¿Cuánta agua necesitas beber?

Te hemos mencionado algunas funciones del agua en el cuerpo, pero ¿cuánta agua es necesario beber?. No existe una cantidad exacta, y muchas personas satisfacen sus necesidades diarias, simplemente, bebiendo agua solo cuando tienen sed. De hecho, algunos especialistas opinan, que la mayoría de las personas que gozan de buena salud física obtienen suficientes líquidos bebiendo agua, frutas o verduras y otras bebidas cuando tienen sed o para acompañar alguna comida.

Tip: si no estás seguro acerca de tu nivel de hidratación, observa el color de la orina. Si es de color claro, es una buena señal. Si es de color no tan claro, probablemente, no te encuentres bien hidratado. Ante una situación de este tipo siempre es mejor visitar a un especialista.

La cantidad de agua que se necesita para hidratarse depende de una variedad de factores, como el clima, actividad física, edad, sexo, peso, o si tienes algún otro problema de salud.

La recomendable para un adulto, es consumir agua como mínimo entre 2 y 3 litros por día. Además, es importante complementar esa ingesta consumiendo mayor cantidad de frutas y verduras. Y no lo olvides, si realizas o no ejercicio intenta siempre tomar agua purificada, te sugerimos uses algún filtro en casa que te apoye en ello.

Hemos hablado en algunas ocasiones de cómo la Tierra está formada en tres cuartas partes por agua. Pero en esta ocasión hablaremos de la composición del agua en nuestro cuerpo.

Leer más

¿Qué es lo primero que haces al levantarte? ¿Tomas un vaso de agua? ¿Te lavas los dientes? ¿Te bañas? Como puedes darte cuenta, el tener acceso al agua es algo que forma parte de nuestro rutina diaria desde muy temprano.

Leer más

Cuidar el agua y buscar métodos para ahorrarla y reutilizarla, es poco común, ya que cuando la tenemos no nos preocupamos por conservarla, pero al no tenerla, o tenerla con escasez, comienzan a existir planteamientos sobre mejores prácticas para conservarla y reutilizarla.

Leer más

¿Qué es lo primero que haces al despertarte? ¿Bañarte? ¿Lavarte los dientes? ¿Comer algo? ¿Sabías que hay muchos beneficios para tu cuerpo cuando decides tomar agua con el estómago vacío?

Leer más

¿Has visto alguna vez las cremas corporales que están hechas con las sales del mar? Estas tienen propiedades que son muy buenas para nuestro cuerpo. Las cuales también pueden experimentarse al entrar en contacto con el agua de mar.

Leer más

Creemos que este tema es relevante únicamente para los seres humanos, pero el papel del agua en los ecosistemas también es importante. Los animales y  plantas necesitan agua para sobrevivir y desarrollarse. Además es el elemento principal en los ecosistemas acuáticos, como en los ríos, lagos y mares.

Leer más

¿Te ha pasado que terminas de hacer ejercicio y tienes una necesidad enorme de tomar agua? Tener sed es un mecanismo que el cuerpo utiliza cuando está deshidratado, lo cual trae consigo problemas significativos para el organismo.

Leer más

Lavarse las manos es uno de los métodos de higiene más básicos e importantes que, además de ser económico y fácil de realizar, es efectivo para evitar el contagio de enfermedades e infecciones causadas  por virus o gérmenes.

Leer más